El Mule Escrito por  Oct 22, 2018 - 6501 Visitas

Arroz alicantino en VORS y doble oferta

Hemos Comido...en VORS, os vamos a presentar dos comidas en una ya que la primera nos gustó tanto que no tardamos en repetir.

Octubre 2018. Dos comensales, uno de ellos celiaco. Uno de los grandes atractivos de este lugar es su ubicación, tanto por su terraza, algo que a mí particularmente no me motiva, pero que a la mayoría del público le encanta. Otro de sus muchos alicientes es el arroz que elaboran, un arroz alicantino más seco y más de mi gusto. Por último, la oferta conjunta de Gerardo Berciano y Charley Larrey, algo que yo echaba de menos desde que ocuparon Palo Cortado en días alternativos.

Restaurante Vors Santander

En otro orden de cosas, SODERLY traslada sus instalaciones a VORS, desde donde viene atendiendo a sus clientes. Como todos sabeis, y por si no lo sabeis os lo explico, SODERLY es una empresa que se dedica a elaborar arroces y los reparte a domicilio, arroces de calidad que entrega en la clásica paella, para después pasar a recogerla.

Restaurante Vors Santander

En esta ocasión decidimos tomar una copas de champagne, en concreto de Liébart Régnier Brut,  un espumoso que ya hemos tomado en otras ocasiones en este restaurante.

Restaurante Vors Santander

Como aperitivo de bienvenida a mi acompañante, que es celiaca, le sirvieron una piparras fritas, un pimiento que le encanta, por cierto.  

Restaurante Vors Santander

A mí me sirvieron un aperitivo de salmorejo.

Restaurante Vors Santander

Veníamos con intención de tomar un arroz, así que elegimos entrantes ligeros, ya que las raciones suelen ser generosas. Comenzamos con un carpaccio de bacalao acompañado de tomate. El conjunto resultó muy bueno, una textura que se deshace en boca, aportanto el sabor a pescado y la acidez del tomate. Fue una acertada decisión pedir esta ración.

Restaurante Vors Santander

Continuamos con unos mejillones al vapor. Una elaboración que me encanta siempre y cuando el mejillón esté cocido lo justo y sean de buena calidad (que el interior sea prácticamanete del mismo tamaño que el exterior) y estos cumplían con los dos requisitos. 

Restaurante Vors Santander

El alicantino gusta de un arroz cocinado a un punto más entero, casi al dente, viéndose la perlita en el centro del grano. Por otra parte, en Alicante la tendencia es de usar las paellas más grandes, de modo que el arroz hierva más suelto; lo normal es que una paella de seis personas se use para preparar un arroz de tres, con lo que el resultado final es un arroz del grosor de apenas un dedo, muy suelto y en su punto justo de cocción.

Restaurante Vors Santander

Y así nos lo sirvieron, un arroz de gambas con un sabor y una textura únicos. Está claro que el arroz refleja directamente el sabor del caldo en el cual ha sido cocido; en este caso era de gambas, galeras y parrochas, así de bueno fue resultado.

Restaurante Vors Santander

Restaurante Vors Santander

De postre un valenciano: zumo de naranja, Grand Manier o Cointreau y helado. No lo había tomado nunca, pero me llamó la atención, pues se tomaron uno en la mesa de al lado; no me entisuasmó, ni fu ni fa.

Restaurante Vors Santander

Y al final la cuenta, razonable para estar en el lugar que se encuentra el restaurante, por su excelente servicio y sus instalaciones.

Restaurante Vors Santander

Cuatro comensales, uno de ellos celiaco. Vuelta a los pocos días con Charlie Larrei, más integrado en el lugar y una oferta, digamos, más nikkei, orientada a la herencia japonesa de Perú.

VORS Santander Cantabria

Como es habitual en el lugar, un aperitivo bienvenida, este apto para celicos, cecina con tomate.

VORS Santander Cantabria

A mí me recibieron con un gazpacho.

VORS Santander Cantabria

En esta ocasión estuvo más presente la mano de Charlie Larrey. A este cocinero le vengo siguiendo hace bastante tiempo y la verdad es que mejora por momentos, partiendo de la clásica cocina peruanana que elaboraba al principio hacia una cocina más depudara, sobre todo en sabores, picantes y acidez; dándole a sus elaboraciones un tono único.

VORS Santander Cantabria

Una buena prueba de ellos son los California roll que tomamos de primero. El California roll es un maki-sushi, una clase de sushi, en ocasiones realizado de adentro hacia afuera uramaki. Contiene pepino, palito de cangrejo, huevas de gambas, mayonesa y aguacate. Este venía con una mayonesa algo picante exquisita y que le confería un característico sabor al roll.

VORS Santander Cantabria

Acompañados también con mayonesa, pero más suave y con algo de wasabi, cierta fritura de puerro y pimiento. Buenísimos, merecen la pena.

VORS Santander Cantabria

Cebiche de gambón. Sabor puro a marisco, muy cuidada la acidez y también el cilantro (lo odio, acaba con el sabor de todo), me gusta el dado de calabaza, pero siempre he pensado que esos granos de maíz que lo acompañan no pintan nada ya que ni portan ni toman ningún tipo de sabor, eso sí, la ración resulta de obligado consumo.

VORS Santander Cantabria

Este otro era de lubina, similar al anterior prácticamante en todo,  pero con unos verdaderos tacos de pescado fresco, que es lo que en realidad diferencia a estos cebiches, el pescado y la frescura, y como no, el tamaño y el corte. A mí me gustan de corte generoso, que el pescado deje su impronta en el sabor y que los ácidos que le acompañan sirvan de tal, de acompañante no de sabor principal.

VORS Santander Cantabria

Para cerrar los entrantes unos callos. Alegres de picante y geniales de sabor y textura, unos callos a tener muy en cuenta en el ranking nacional de callos.

VORS Santander Cantabria

Para terminar con un arroz valenciano, así lo llaman aunque la elaboración el más alicantina. Arroz con pollo, conejo, alcachofas y judías; es de los que más me gustan, simple y pletórico de sabor.

VORS Santander Cantabria

VORS Santander Cantabria

VORS Santander Cantabria

La comida resultó algo escesiva, no tengo ningún pero con ninguna elaboración. El tandem Charlie-Gerardo es único, con todo un abanico de sabores y diferentes cocinas que a día de hoy hacen de VORS, uno de mis lugares favoritos para disfrutar de una jornada gastronómica por que, después de la clásica comida con sobremesa, puedes continuar con las copas, bien en la barra de fuera, bien en la terraza.

VORS Santander Cantabria

Por cierto, fui el único que tomó postre, un sorbete de mandarina. Si hemos tardado tan poco en volver calcular que en breve volveremos para seguir de cerca a estos dos fenómenos. 

Etiquetado como

Deja un comentario

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Google Plus
  • Instagram
  • Pinterest
cache/resized/3cbb6a0a1721b1ff0d4c6fc661abb77f.jpg
Del Mar & Del Rio Cosas & Casos
cache/resized/ea0f9b07157a5d6368106a4ebe41d4d9.jpg
Navarra
cache/resized/e9f4f26eaea9276b00aafd5f5b3a3e73.jpg
Bodegas Cantabras

Contactar...



  • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, está dando su consentimiento a que se utilicen las cookies. More details…