El Mule Escrito por  Nov 30, 2001 - 16188 Visitas

Llerana de Saro Casa Terio

Hemos Comido...en Casa Terio, por primera vez este año 2011, todo sigue igual, nada ha cambiado, sigue siendo un lugar de otro tiempo, un sitio especial.

Reservamos en viernes pues ya sabíamos que si vas sin reservar es muy fácil que te quedes sin sitio. Descubrimos un combinado de vino con casera con un toque "especial" que sirve Jesús y que por cierto esta buenísimo, para un día caluroso de los mejores tintos de verano que he tomado.

Esta vez probamos dos platos más de la carta. Comenzamos con media ración de callos buenísimos, muy suavecitos y frescos, de los que llevan un rato hacerlos.

Yo tomé de primero el ineludible cocido montañés. Ración enorme y muy bien hecho, la alubia fina acompañada de una gran cantidad de compaña: morcilla, chorizo, costilla, tocino, etc. Como siempre no decepcionó, un autentico cocido montañés y por algo una de las especialidades de la casa.

Mi acompañante decidió tomar una sopa de fideos, sopa de menudillos según ella muy buena, también ración a la antigua usanza, te ponen la sopera y te sirves lo que quieras.

De segundo y como no podía ser de otra manera el cabrito que da fama al lugar, sigue igual que le recordaba, jugoso, muy buen sabor y ración generosa. Si te pasas por este lugar no puedes perdértelo.

En esta ocasión tenían en carta además de lo que tomamos asadurilla, croquetas caseras, mejillones.

De postre tomamos quesada y tarta de queso. La quesada muy buena como no podía ser de otra manera, la tarta casera muy suavecita y de muy buen sabor. El personal como siempre encantador. Un sitio al que merece volver a probar esta cocina tan nuestra y tradicional.

2011_terio_999

2011_terio_001

2011_terio_002

2011_terio_003

2011_terio_004

2011_terio_003

2011_terio_004

2011_terio_007

2011_terio_004

2011_terio_007

2011_terio_010

2011_terio_011

2011_terio_012

2011_terio_013

2011_terio_014

2011_terio_016

2011_terio_017

Hemos Comido...en Casa Terio, no es la primera vez, pero hacia bastante que no nos acercábamos por este magnífico y tradicional sitio.

Entras es Casa Terio y es como si viajaras en el tiempo, hacia el pasado en esos momentos en que la cocina se tomaba con calma, y con el tiempo que hiciera falta para preparar un excelente cocido, como pocos he probado. Un cabrito sin igual,  yo creo que de los mejores de la región, unas croquetas naturales excepcionales, y unos callos impresionantes. Lo mejor de todo es la familiaridad y amabilidad del servicio, te hacen dudar si estas en casa Terio o en casa de un amigo.

Veníamos de dar un paseo por el Robledal de Saro y el Rio Rubionzo, algo digno de visitar donde puedes ver el molino y los vestigios de la antigua central hidroeléctrica, así como el aprovechamiento de esta energía a lo largo de todo el rio, después el paseo por el robledal, algo grandioso y de una belleza impresionante, acompañado siempre de una naturaleza abrumadora típica de los Valles Pasiegos.

Te recibe Jesus en la barra persona entrañable y de conversación agradable, que te pasa a manos de sus hermanas dueñas y señoras de la cocina y comedor respectivamente.

Nosotros encargamos para comer el sábado 26 de junio, bastante calor, de primero cocido montañés y para continuar cabrito asado. No sabían si lo tendrían pues solo estábamos dos a comer, pero al final se animó la cosa y prepararon las alubias y el cabrito. Nos estaban esperando a eso de la una y media, pasamos directamente al comedor, nos tomaron nota de la bebida y en breve nos sirvieron el condumio. Comenzamos con el cocido montañés, preparado a la manera tradicional, con su berza, unas alubias finísimas y acompañado de costilla, morcilla, chorizo y tocino, algo delicioso y no cargado de grasa como suele ser lo habitual, algo que yo tildaría de finísimo, de hecho me comí dos platos y eso que no era un día muy de cocido. Nos lo sirvieron también de la manera tradicional, colocando en el centro de la mesa una más que generosa ración para que te sirvas las veces que quieras, de hecho era una ración pues mi acompañante solo quería cabrito.

Continuamos con cabrito, yo lo dude al principio por lo suave del asado pensaba que era lechazo y de hecho lo pregunte, me dieron todo tipo de explicaciones en lo concerniente al lechal y el sabor más fuerte parece ser que va íntimamente ligado a el tamaño del mismo, en resumen otra delicia con "su tiempo" en el horno. Me quede con ganas de probar los callos pero no les había dado tiempo a prepararlos pues según me explicaron llevan unas siete horas de cocción y el limpiarlos también lleva su tiempo, o sea que este fin de semana no los tenían disponibles. Mi intención habría sido llevarme para casa un par de raciones, pero no fue posible. También me quede con ganas de las croquetas, famosas por aquellos lares. Lo pospondremos para otra ocasión. El precio francamente bueno.

casa_terio_001

casa_terio_001

casa_terio_001

casa_terio_001

casa_terio_001

casa_terio_001

casa_terio_001

casa_terio_001

casa_terio_001

Plaza del Ayuntamiento S/N Llerana de Saro 39639 942593244

 

Etiquetado como

Artículos relacionados (por etiqueta)

Deja un comentario

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram

Contactar...



  • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, está dando su consentimiento a que se utilicen las cookies. More details…