El Mule Escrito por  Oct 23, 2018 - 7497 Visitas

Cormorán, servicio y vistas

Hemos Comido...en el Cormorán, ya me acerqué en otra ocasión, pero esta vez nos juntamos a comer Floren Bueyes, Alfonso Fraile y yo.

Todavía quedaba cierto poso veraniego y había genta paseando por la playa, un día con buena temperatura y sol, que alegraba las vistas de la entrada a la bahía. 

Restaurante Cormoran Santander

Teníamos idea de tomar la carta, pero al final nos decidimos por el menú ejecutivo; tiene un precio de 20€ e incluye un entrante frío, otro caliente, un plato principal y un postre. Una oferta que de primeras promete, también incluye una copa de vino por comensal.

Restaurante Cormoran Santander

Restaurante Cormoran Santander

Restaurante Cormoran Santander

Nos sirvierom una tapa o aperitivo bienvenida, como más os guste. Crujiente de sobrasada, que verdaderamente estaba buena.

Restaurante Cormoran Santander

Pedimos una botella de Albaroque, un vino Ribeiro con una crianza en madera de 6 meses, en el que predominan las frutas amarillas, muy fresco. 

Restaurante Cormoran Santander

Tomamos tatar de atún y sashimi togarash, nos complació a los tres.

Restaurante Cormoran Santander

Las famosas patatas bravas by Sergi Arola. Están buenas, pero el hecho de llamarles "bravas" no me convence lo más mínimo y si van acompañadas de un anglicismo como el "by" aún menos. A otro de los comensales le parece una genialidad, pero bueno, de qué íbamos a discutir si no en una reunión de amigotes.

Restaurante Cormoran Santander

Por último, la coca de tomillo y asadillo de verduras. Me dejó completamente indiferente. 

Restaurante Cormoran Santander

De segundo tomamos todos fabada. Nunca comí peor fabada. El caldo que la acompañaba era grasa al completo, una grasa que ni escurriendo te deshacías de ella ya que había calado a fondo en las fabes. Lo pusimos en conocimiento del servicio y nos explicó que es de la manera que le gusta al cocinero hacerlo, así que sin ganas de discutir las dejamos y pasamos al postre. 

Restaurante Cormoran Santander

Tomamos un rico milhojas y una selección de quesos.

Restaurante Cormoran Santander

Para terminar con un Pedro Ximenez.

El servicio resultó de lo más cordial y profesional, estando atento a los comensales y se le notaba un amplio bagaje en sala.

Restaurante Cormoran Santander

En fin, lo mejor del lugar las vistas y el servicio, a la cocina la queda un largo aprendizaje.

Por El Mule

Deja un comentario

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram

Contactar...



  • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, está dando su consentimiento a que se utilicen las cookies. More details…