El Mule Escrito por  Nov 01, 2018 - 1654 Visitas

El Pericote, revalidando el título de número 1 en carnes

Hemos Comido...En Tanos en El Pericote, este año me he acercado en unas cuantas ocasiones, pero cuando buscas un sitio para dar de comer a un carnívoro creo que este es uno de los más acertados

Septiembre 2018. Me acerque con Agustín, un cántabro exilado en la capital del reino, para que disfrutara de la gastronomía local, en concreto de la carnívora gastronomía local, y he aquí lo que ocurrió.

El Pericote de Tanos

Agustín, como yo, es un entusiata de los cavas, así que no hubo problema a la hora de elegir el líquido elemento. Ellysia, mi habitual en El Pericote, un cava que siempre me gusta.

El Pericote de Tanos

Comenzamos eligiendo la carne que íbamos a tomar como principal, dos entrecotes, uno de machora y otro de rubia.

El Pericote de Tanos

Como suele ser habitual en el lugar comenzamos con una serie de embutidos o embutido y cecina. A cual mejor, uno menos curado que el otro, lo que uno gana en maduración el otro lo pierde en sabor, la textura cambia de más blando a algo más terso, y los sabores evolucionan.

El Pericote de Tanos

A la cecina le acompañaban unos tacos de quesucos de Liébana.

El Pericote de Tanos

Nos sirvieron unas alubias con chorizo de buey, elaborado en la casa, que sí estaban muy buenas de sabor, la alubia no resultó estar a la altura habitual del lugar, estaba un poco pellejuda. Después comentándolo con Cesar nos contaba que este año no encuentra buenas legumbres. 

El Pericote de Tanos

Después de las alubiucas continuamos con uno de los ineludibles del lugar, el steak tartar. Motivo más que suficiente para visitar el restaurante, cortado a cuchillo y con cuatro añadidos que no ensombrecen una carne espectacular.

El Pericote de Tanos

Y por supuesto, las también ineludibles mollejas, una ración que nunca me pierdo cuando visito El Pericote.

El Pericote de Tanos

Le llegó el turno al entrecote, acompañado de unas buenísimas patatas artesanas y unos pìmientos asados de escándalo, más aún en las fechas en las que estamos, justo en plena temporada del pimiento de Cantabria. 

El Pericote de Tanos

El Pericote de Tanos

El Pericote de Tanos

El Pericote de Tanos

El Pericote de Tanos

De la carne no voy a decir nada, pues sería repetirme, lo único que esta vez pedimos que no nos pusieran la piedra, que nos lo sirvieran al punto y como dicen los vascos: "Que trabaje el parrillero".

El Pericote de Tanos

De postre tiramisú con queso Del Pido, que a Agustín, que no es muy de postres, le gustó.

El Pericote de Tanos

Y para terminar, un queso de Cantabria que tampoco había probado nunca (un queso que me fascina y que todo lo que tiene de feo antes de limpiar lo tiene de sabroso) el queso de Lebanes, estaba claro que le iba a gustar y así fue. 

El Pericote de Tanos

De copón, pues el copón que siempre tomo aquí, el wisky con ginger-ale único. Me acompañó Agus con el mismo combinado .

Por El Mule

Etiquetado como

Deja un comentario

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Google Plus
  • Instagram
  • Pinterest

Contactar...



  • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, está dando su consentimiento a que se utilicen las cookies. More details…