Alfonso Fraile Escrito por  Abr 30, 2020 - 3930 Visitas

Mis vinos de cuarentena INSPIRACION

Inspiración BODEGAS VALDEMAR Denominación de Origen Calificada Rioja.

Elaboración: Inspiración Valdemar Selección 2011 es un vino tinto procedente de Bodegas Inspiración Valdemar elaborada con un 80% Tempranillo, 10% Graciano y 10% Maturana. La fermentación y maceración se realiza en depósitos de acero inoxidable a una temperatura controlada. Inspiración Valdemar Selección 2011 tiene una crianza en roble francés y americano durante 11 meses. El embotellado se realiza en enero de 2014.

Varietales: 80% Tempranillo, 10% Graciano, 10% Maturana

De este Inspiración Valdemar Selección 2011, nos cuenta la bodega: “Elaborado con uvas de las variedades Tempranillo 80%, Graciano 10% y Maturana 10%, en la vendimia que comenzó la segunda semana de octubre de 2011, siendo embotellado en Enero de 2014.

En cata presenta un intenso y brillante color rojo cereza picota.

En nariz, ofrece complejos aromas a frutos maduros con notas especiadas dulces aportadas por un envejecimiento en roble cremoso.

En boca es sabroso, carnoso, frutoso con taninos maduros y un postgusto largo y elegante”.

Pero es que llega un momento de la cuarentena que uno necesita inspirarse. Es relativamente fácil, abres una botella de vino y, si no es en la primera copa, seguro que con la segunda encuentras esa inspiración que andabas buscando. Unos miran al cielo para encontrarla, otros cierran los ojos; cada cual tiene su fórmula.

Recuerdo hace muchos años, era yo muy pequeño; cuando mi madre estaba a punto de dar a luz a Reyes, mi hermana pequeña. Nos mandaron a casa del vecino, mi tío Chucho, porque iba a llegar la cigüeña y no la podíamos ver. En ese tiempo que nosotros estábamos asomados a la ventana de la cocina mirando al cielo, por si la veíamos llegar, se acercó a casa un coche negro de la época, creo que era un Seat 1500, del que se bajó el médico y una señora. Luego me enteré que era la comadrona (Persona que tiene por oficio asistir a la mujer en el parto; antiguamente, este oficio era ejercido solo por mujeres basándose en la experiencia tradicional).

Al cabo del tiempo, no me acuerdo si fueron horas o minutos, se subieron al coche y se fueron. De lo que me acuerdo es que coincidió que nos llamó mi padre, que podíamos ir a conocer a mi hermana, que ya había llegado. Nunca supe por dónde vino la cigüeña, no la vi.
Por eso, hace mucho tiempo que no miro al cielo para encontrar la inspiración, solo miro embobado la copa de vino que tengo delante. Por si acaso.

Por Alfonso Fraile

Artículos relacionados (por etiqueta)

Deja un comentario

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram

Contactar...



  • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, está dando su consentimiento a que se utilicen las cookies. More details…