El Mule Escrito por  Abr 15, 2012 - 12847 Visitas

La Sole

Hemos Comido...en La Sole, un mini bar-restaurante situado muy cerca de los campos del Racing, que llevaba mucho tiempo viendo al pasar por los alrededores y del que me habían hablado muy bien.

Abril 2012. Éramos cuatro a cenar, un sábado con todos lo elementos meteorológicos en contra. Nos cayó una granizada encima como hacía mucho tiempo que no veía por estas latitudes. El lugar es bastante acogedor y pequeñito tenía cinco mesas, el servico muy atento y dispuesto. El local está dirigido personalmente por los dueños, que están pendientes de todos los detalles. Enseguida nos tomaron nota, nos contaron lo que había fuera de la carta y nos recomendaron alguna de las raciones. A lo largo de la cena tomamos todos cerveza de cañero, bastante bien tirada y fresquita.

Comenzamos con unas banderillas que tenían en la barra y que me llamaron poderosamente la atención, se componían de aceituna rellena de pimiento, piparra, anchoa y pepinillo. Todos coincidimos en lo buenas que estaban y recién hechas, lo que le añade frescura y mejor sabor. Las que llevan ya un tiempo hechas se salan y embrutecen de sabor.  

Y llegó el primer plato, ensalada (muy a mi pesar, pues las ensaladas no son santo de mi devoción, siempre pienso que para abrir la bolsa de la Florette ya lo hago yo en casa, pero tengo que reconocer que estaba buenisima), la pedimos de queso de cabra gratinado. A diferencia de la mayoría de los sitios que conozco, el queso era muy fresco y le habían quitado la corteza, cosa que es este tipo de quesos a mí me sobra y en casi ningún sitio suelen quitársela. La ensalada tenía frutos secos, nueces y pasas, lechuga y tomate, todo ello picado muy pequeñito y recogido en un molde, muy bien aliñada. En resumen, una ensalada muy recomendable.

Continuamos con unos calamares con aros de cebolla. Los aros muy bien hechos y el calamar también perfecto de punto y fritura, escurridos sin nada de aceite, deliciosos.

Y a continuación si puede haber un preferido dentro de las raciones de la velada para mí seria esta (por otra parte recomendado por el dueño y he de decir que con muy buen tino) una ventresca de bonito a la plancha, uno de mis manjares favoritos. La ventresca de un buen tamaño y con el punto justo de plancha, acompañada de una ensalada de tomate lechuga y cebolla. La ventresca al ser la zona más grasa del bonito se puede dorar mucho por fuera sin miedo a que se quede seca por dentro, lo cual hace que para mí sea un manjar, además como es un plato de temporada suele ser dificil de encontrar.

Por último tacos de solomillo con patatas pount neuf a la pimienta. Unos ricos tacos de solomillo sobre una salsa de pimienta con un exquisito sabor a pimeinta rosa y unas patatas pount neuf muy bien hechas a pesar de su gordura, una racion altamente recomendable.

Hay más de un significado culinario de Pont Neuf, por un lado se conoce con este nombre a un tipo de pastel parisino, que en esta ocasión no viene al caso y por otro a un tipo de corte relacionado con las patatas  y que en su descripción original sería Pommes de terre pont neuf (Patatas pont neuf).

Pont Neuf significa Puente Nuevo, el Pont Neuf es un puente de París, es el puente más antiguo que se conserva en esta ciudad, y al parecer, fue el escenario en el que empezaron a venderse las patatas fritas. No estará de más recordar la batalla existente entre Francia y Bélgica por atribuirse el invento de las patatas fritas, conocidas popularmente como French Fries.

A día de hoy, las patatas fritas en Francia se siguen conociendo como Pommes Pont Neuf y también como pommes frites. Como patatas fritas se pueden denominar las patatas que se fríen en abundante aceite estando cortadas de cualquier forma y tamaño, pero las patatas pont neuf son las que se cortan en bastones.

Las patatas pont neuf son bastones de seis o siete centímetros de largo por un centímetro de ancho, cuanto más homogéneo sea el corte de las patatas, más homogénea será también su cocción.

No tienen postres pero te regalan un pequeño Magnun con el que terminas a las mil maravillas y siempre que te invitan a algo es de agradecer. La velada se estiró con unos orujos, brandy y baylleis. El lugar merece la pena con una buena y cuidada cocina, la carta no es extensa pero todo lo que he tomado se le nota que esta hecho con mucho mimo, el precio dentro de lo esperado.

2012 04 la sole 001 2012 04 la sole 002
2012 04 la sole 001 2012 04 la sole 002
2012 04 la sole 001 2012 04 la sole 002
2012 04 la sole 001 2012 04 la sole 002
2012 04 la sole 001 2012 04 la sole 002
2012 04 la sole 001 2012 04 la sole 002
2012 04 la sole 001 2012 04 la sole 002
2012 04 la sole 001 2012 04 la sole 002
2012 04 la sole 001 2012 04 la sole 002

 

Etiquetado como
Más en esta categoría: « Puente Arce La Peña »

Deja un comentario

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram

Contactar...



  • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, está dando su consentimiento a que se utilicen las cookies. More details…