El Mule Escrito por  Abr 23, 2019 - 2290 Visitas

Valladolid en poco más de 24 horas

Valladolid es una ciudad que visité bastante durante mi infancia, tengo familia allí, pero después me olvidé de ella y ahora quiero retomar esa relación.

Valladolid es una ciudad educada y clasica, con gente amable, con el conocido carácter castellano; actualmente es capital de Castilla y León y a principios del siglo XVII fue capital de España durante cinco años. 

Por la calles 

Conocida por sus monumentos religiosos medievales, como la iglesia gótica de San Pablo, que se encuentra en la plaza de San Pablo y cuya historia se remonta al siglo XV. Cerca de esta se halla el Palacio Real, hogar de los reyes españoles a principios del siglo XVII. El Museo Nacional de Escultura ocupa un edificio gótico. El Museo de Cristóbal Colón ilustra la vida del explorador, que murió en Valladolid en 1506.

El epicentro de la ciudad es la plaza Mayor, una de las más grandes de España. Cerrada y con soportales, ha sido usada como mercado y como escenario de celebraciones populares a lo largo su historia.

2019 04 valla front 001

2019 04 valla front 001

2019 04 valla front 001

Sería interminable enumerar todos los monumentos o lugares interesantes de la ciudad del Pisuerga, pero partiendo de la plaza Mayor, si tomas las calles que confluyen en ella, puedes ir a pie conociendo lo más importante de la ciudad. Os dejo unas fotografías para que os hagais una idea. Si teneis interés podeis informaros más a fondo en el siguinte Link

El hotel 

Nos alojamos en el hotel Enara. Situado en pleno centro, en una calle peatonal, por lo que al intentar llegar haciendo caso al GPS resultó un tanto lioso. Tuvimos problemas con la calefacción y el calor, tienen la manía de tener altísima la temperatura y no hubo quien dormiera ni con la ventana abierta (la temperatura de ese día era de 22º a la sombra, debido al viento sur). Por todo lo demás el hotel merece la pena y más en la época en la que nos acercamos, en plena Semana Santa, temporada alta del turismo en Valladolid.

2019 04 valla front 001

El mercado del Val

Una opción perfecta, tanto para comer algo que has comparado en el mercado o directamente tomarte alguna de las numerosas tapas y raciones que disponen en los bares que hay dentro. El mercado resulta verdaderamente atrayente, con una oferta calidad en frutas, carnes, verduras, pescados, vinos, quesos etc.

2019 04 valla front 001

Me llevé un queso castellano artesano de oveja del que estoy disfrutando, me quedé con ganas de llevarme algún otro queso, pero hacía demasiado calor por todas partes y no me apetecía que se estropearan. La quesería se llama Campoveja  y disponen de  marca propia de quesos de oveja.

2019 04 valla front 001

Gastronomía

Pucela destaca por una gran oferta gastronomica. Partiendo de la ancestral repostería monacal hay oferta de varios dulces de este origen, una amplia oferta de artesanos pasteleros a lo largo de toda la ciudad. Así como toda la oferta del mercado, con una gran representación de productos de cercanía. Como comprendereis a lo largo de algo más de un día no da para mucho, se quedó bastante en el candelero, tanto como un par de visitas más como mínimo.

Valladolid es uno de los municipios que conforman la D.O. Cigales, el rey de los vinos de la zona, con una gran oferta de calidad. En otro artículo ya hablamos de estos vinos, que destacan como una de las mejores ofertas vinícolas de Castilla. Aquí os dejo un link al artículo

 

Tapeando

El Antiguo Puchero

Este bar me llamó la atención por la oferta de tapeo. Es un auténtico bar de compadreo, con un vino decente de Cigales, un clarete bastante bueno y unas raciones que no paraban de pedir los locales. En la oferta dipuesta a modo de carta en una pared se podían observar raciones tan poco habituales como el pincho de lechazo, los sesos, el hígado de lechazo y un largo ectcétera de opciones de lo más atrayente, pero ya tenía resevado a cinco metros del este lugar, en el restaurante Trigo, así que queda marcado como objetivo para una siguiente visita

2019 04 valla resta 001

La Criolla

La Criolla no terminó de convencerme, o al menos lo que me pedí, uno de los pinchos que estaban sacando en aquel momento, que no sabía absolutamente a nada, pero que no tenía gluten y luego un pequeño pepito de solomillo ibérico con una salsa de roquefor.

2019 04 valla resta 004

El Establo

En El Establo entré a primera hora de la mañana buscando un lugar abierto para tomar un pincho, ya que era difícil encontrar lugares para desayunar antes de las 11a.m., al menos aquel domingo. Su especialidad son los romeritos, unos pinchos cuya base es un pan con sabor similar a la pizza,  pues tiene tomillo,  romero y varios añadidos más;  lo tomé con cecina y resultó una buena opción hasta que me encontré con la puñetera mermelada de no sé qué en medio del pincho, algo que me pone de mala leche. Se ha puesto de moda desde hace tiempo la manía de añadir algo dulce a lo salado, y para mí lo único que hace es estropear las elaboraciones en la inmensa mayoría de las ocasiones. A ver lo que dura, por que como vaya por el mismo camino que la reducción de módema lo llevamos claro, de hecho ya he tomado la determinación de que cuando me sirvan algo que lleve alguna de estas reducciones o añadidos dulces, y no lo avisen en la carta, devolverlo. No fue el caso porque cuando lo noté ya casi lo había terminado.

2019 04 valla resta 008

Rivera Espacio Gastronómico

Esta fue mi primera incursión, un vino y un pincho. No sabía qué pedir para beber y pedí un blanco, solo tenían verdejo, que no es precisamente santo de mi devoción. Así todo el que nos sirvieron estaba bien; una vez servido me di cuenta de que tenía toda la denominación de Cigales a tiro de piedra, a pertir de aquí todo el suministro etílico fue de esta D.O. En este Espacio, te puedes dar cuenta de cómo una simple sardina de quinta gama puede llegar a estar realmente buena y quedarte con ganas de repetir. La sardina nunca ha sido gastronómicante hablando "ese oscuro objeto del deseo", pero es a partir de su descubrimiento por parte de Victor Merino cuando empieza a tomar valor en la alta gastronomía y últimamente la sardina anchoada ahumada resulta un auténtico manjar. En este lugar resultó realmente deliciosa, acompañada de algo de pan tostado en el momento, unos trigueros, fresas y aguacate, me gustó un montón.

2019 04 valla resta 005

Villa Paramesa

Resultó todo un descubrimiento, pues la fachada de bar no se correponde para nada con la oferta gastronómica. Tomamos tres pinchos y un rosado Salvueros. El primero, "Ssam de lechazo asado", con jenjibre y cebolla; extraordinario. "Los tres cerditos", un dado de cochinillo confitado con tres salsas: ajo blanco, ponzu y pibil; brutal. Y un "Camarón Mexicano "con pan de ajo, tartar de carabinero, lima, guacamole, camarones fritos y chile; buenísimo. El lugar es de obligatoria visita.

2019 04 valla resta 007

Vino Tinto

Este restaurante me lo ha recomendo un amigo, pero me acerqué pronto, acababan de abrir y  ya tenía reservada mesa para comer muy cerca. De todos modos nos tomamos un vino mientras orbservábamos el trajín habitual de la apertura matutina, todo apuntaba a una brasa de calidad, con lo cual queda apuntado para una visita posterior.

2019 04 valla resta 003

Los Zagales

Los Zagales, no tiene desperdicio, el tigretostón es BRUTAL, el Obama muy bueno y la brocheta (la única opción que le quedó a mi acompañante celiaca), le pareció una buen opción y le gustó. Otro de los que no te puedes perder.

2019 04 valla resta 002

Zamora

Este bar-restaurante resultó toda una sorpresa, cocina castellana tradicional, cocido castellano y una auténtica reata de pinchos de un aspecto buenísimo. Por cierto, su torrezno pasa por ser el mejor de la ciudad y lo cierto es que tenía pinta de serlo. 

2019 04 valla resta 006

La Taberna del Herrero 

La Taberna del Herrero es una punta de lanza de Cantabria en Valladolid, su oferta es bastante similar a la que ya conocíamos de Cantabria. En Valladolid La Taberna del Herrero se ha convertido en todo un clásico. Platos de la cocina castellana, pescados del Cantábrico y una larga oferta de pìnchos.

2019 04 valla front 001

A la mesa

Trigo

El sábado por la mañana comimos en Trigo. Habiamos reservado con antelación y el resultado fue expectacular, una comida de lujo y unos vinos de cercanía extraodinarios, cocina autor con gran mensaje tradicional de km0. Creo que es uno de los lugares, gastronómicamente hablado, que no deja indiferente y que se debe visitar.

2019 04 valla restaura 019

La Parrilla de San Lorenzo

Y el domingo antes de la vuelta, comida en uno de los mejores restaurantes de la ciudad, La Parrilla de San Lorenzo. Cocina castellana tradicional, asados y brasas que tienen como epicentro el lechazo castellano, auténtico lechazo de Castilla y León con sello I.G.P. Muy recomendable la visita, el lugar también encierra una carga importante de historia, está situado en los bajos del Real Monasterio de San Joaquín y Santa Ana. 

2019 04 valla restaura 003

 

La Semana Santa vallisoletana

La Semana Santa de Valladolid es una de las principales exposiciones de imaginería religiosa del mundo. Sus procesiones brindan la posibilidad única de contemplar en las calles unas esculturas que durante el año reposan en museos, iglesias y conventos. Las valiosas tallas llevan la histórica firma de algunos de los más grandes maestros habidos de la escultura en madera, como Gregorio Fernández o Juan de Juni.

2019 04 valla front 001

El período dorado de esta Semana Santa fue el siglo XVIII. En ese momento las históricas Cofradías de la Vera-Cruz, Pasión, Angustias, Piedad y Nazarenos, eran las únicas protagonistas.

Cofradías que fueron fundadas a lo largo del S.XVI, incluso alguna lo fue en el S.XV. En el S.XVII, estas históricas penitenciales, se repartían los días, horas e itinerarios de las procesiones, tratando de evitar encuentros o coincidencias de horarios, algo que no siempre se conseguía. Durante el S. XIX las cofradías sufrieron un aletargamiento que las llevó casi a su desaparición.

Pero hoy en día son unas de las más sentidas, unas procesiones del silencio que nos presentan cara a cara el carácter castellano que concuerda con el medio natural de reciedumbre espiritual, austeridad y estoicismo. 

Espero volver, una vez pasado el verano y con unas temperaturas más llevaderas.

Por El Mule

Etiquetado como

Artículos relacionados (por etiqueta)

Valladolid en poco más de 24 horas
Torcuato - 2290 Visitas
Valladolid en poco más de 24 horas
El Barón - 2290 Visitas
Valladolid en poco más de 24 horas
La Lobita - 2290 Visitas
Valladolid en poco más de 24 horas
LAV - 2290 Visitas
Valladolid en poco más de 24 horas
Lázaro Pérez - 2290 Visitas
Más en esta categoría: « La Botica

Deja un comentario

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram

Contactar...



  • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, está dando su consentimiento a que se utilicen las cookies. More details…
Joomla3 Appliance - Powered by TurnKey Linux