El Mule Escrito por  Ago 18, 2013 - 12488 Visitas

Panaderia G. Torre

La panadería G. Torre en un clásico de nuestra ciudad lleva repartiendo pan desde el año 1826, la fundo a finales del siglo XVIII el señor Soto.

La fundo a finales del siglo XVIII el señor Soto, padre de Josefa Soto Castaños, casada con Casimiro González Torre quien en 1826 la llamo panadería G. Torre. Como cada domingo bajo a las doce del mediodía a recoger mi barra de pan montañés, un pan exclusivo de esta panadería elaborado de manera completamente natural sin aditivos ni conservantes, ni masas congeladas.

IMG 7320

A esas horas siempre te encuentras con una pequeña cola de clientes buscando el llevarse a casa bien un pan montañés o un pan de tipo Torre, este último es un pan de masa madre natural, con una fermentación mínima de 24 horas, sin levaduras ni conservantes.

IMG 7324

Son panes amasados y cocidos en la misma panadería, hechos por panaderos con una tradición de generaciones, nada de panes congelados calentados en un horno, que intenta dar apariencia de panadería a un local cualquiera. Resumiendo un pan autentico con un excelente sabor y una textura diferente.

IMG 7325

Pero no solo de pan vive el hombre y en Torre Lo saben bien, elaboran una excelente pastelería artesana y las mejores madalenas del mundo, si como lo oís y de hecho lo son todos los que la prueban los corroboran.

Ya era hora que alguien se dedicara a hacer buen pan y de una buena calidad, la pena es no poder acercarte todos los día a comprarlo.

Hacer pan de manera tradicional no es difícil. Tan sólo hacen falta harina, agua y sal. Con el agua y la harina se hace una masa madre previa, que dura indefinidamente no sólo vale para un pan.

La masa madre se obtiene mezclando harina (más fácilmente si es integral, y mejor aún de centeno) y agua. Se deja a temperatura ambiente y se refresca con una nueva carga de harina y agua durante 3 días seguidosí.

De esta manera, con la humedad y el calor, las levaduras y bacterias empiezan a actuar sobre la harina y, al tercer día, la masa aparecerá hinchada y burbujeante. Además, el olor es característico (agrio pero no desagradable). Una vez que la masa madre esta “viva”, se almacena en la nevera para no tener que alimentarla a diario.

Con el frío de la nevera, la masa madre se “adormece” y puede guardarse durante mucho tiempo; para elaborar pan, la masa debe estar activa. 

Una de las características de la panificación con masa madre son los largos tiempos de fermentación (respecto a la levadura comercial, que puede leudar un pan en 50 minutos). Una de sus ventajas es que los horarios no son tan críticos (la masa no se estropea si no entra al horno a una hora determinada); esto nos permite jugar con el tiempo de que disponemos y organizarlo a nuestro antojo.

La fermentación puede estirarse desde las 4 horas hasta varios días. 

Santa Lucía 24 39003 Santander 942216203

Etiquetado como
From:

Deja un comentario

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Google Plus
  • Instagram
  • Pinterest

Contactar...



  • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, está dando su consentimiento a que se utilicen las cookies. More details…