El Mule Escrito por  Abr 18, 2021 - 3483 Visitas

Restaurante La Vinoteca Santander, no cambies nada

Hemos Comido...en La Vinoteca, un restaurante donde parece que no haya pasado esta última temporada ya que nos sentamos en el mismo sitio que la última vez y repetimos bastantes platos.

Será la vuelta a comer dentro de un local, será que durante este bypass gastronómico la mayoría de los locales se han volcado en el cliente, pero en mis últimas visitas a restaurantes recién abiertos tras el cierre obligado, estoy maravillado con la calidad de lo ofertado.

Restaurante La Vinoteca Santander

Hoy tocaba visita a La Vinoteca con nuestro buen amigo Koldo, que nos esperaba con un champagne de los que te alegran la comida: Joseph Perrier Cuvée Royale Brut. Un champagne elaborado con las variedades de uva Chardonnay, Pinot Meunier y Pinot Noir, es de color amarillo pajizo dorado, aromas finos a frutas como pera y manzana de sabor fresco y suave con un final refrescante. Nos gustó muchísimo.

Restaurante La Vinoteca Santander

Como aperitivo de bienvenida, una crema de marisco deliciosa, hace mucho que no probaba una tan rica y sabrosa, y una tapa de tradicional ensaladilla.

Restaurante La Vinoteca Santander

Pedimos las ineludibles gambas a la sal. Siguen tal cual las recordaba, de hecho, por eso las pido y vuelvo a pedir.

Restaurante La Vinoteca Santander

Boquerones con vinagreta de naranja y fresas. Estos eran mi primera vez y he de reconocer que no serán la última, fue una recomendación de nuestro anfitrión.

Restaurante La Vinoteca Santander

Puerros asados, sardina ahumada y romesco. Un plato muy especial. Los puerros están en punto difícil de conseguir al dente y la sardina ahumada no creo haber probado una mejor, aquí hubo dos versiones una con romesco y otra sin, el debido al gluten.

Restaurante La Vinoteca Santander

Restaurante La Vinoteca Santander

Alcachofas en dos versiones, con y sin gluten. ¿Cual estaba mejor? No lo sé, yo la tomé con y la verdad es que repetiría; la otra habría que preguntárselo al otro comensal, pero por el gesto juraría que también se apunta a repetir.

Restaurante La Vinoteca Santander

Restaurante La Vinoteca Santander

El plato fuerte para el otro comensal fue una carne de frisona con 45 días de maduración, que a la vista estaba para chuparse los dedos y tras probarla lo ratificó, carne de vaca añeja con sabor y muy tierna. 

Restaurante La Vinoteca Santander

Restaurante La Vinoteca Santander

Yo terminé con mi plato fetiche del lugar, los callos con morro y pata, huevo y patatas fritas. Una hemorragia de placer donde las haya, una elaboración donde no hay manera de dejar de untar y donde todo pan y salsa son pocos. Los tres ingredientes mezclados son caprice des dieux, creo que se me nota el entusiasmo por el ménaje à trois.

Restaurante La Vinoteca Santander

Restaurante La Vinoteca Santander

De postre no había otra opción para mí, trufas.

Restaurante La Vinoteca Santander

Por El Mule

Etiquetado como
Inicia sesión para enviar comentarios
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram

Contactar...



  • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, está dando su consentimiento a que se utilicen las cookies. More details…