El Mule Escrito por  Ene 11, 2019 - 2207 Visitas

La Vinoteca de sorpresa en sorpresa

Hemos Comido...en La Vinoteca, con nuestro amigo Koldo como anfitrión, que siempre nos sorprende con algo nuevo.

Diciembre 2018. Venir a La Vinoteca es ir a tiro hecho, sabes que no falla, puede tener algun alti-bajo apenas perceptible. En esta visita nos acercamos dos comensales, una comida de trabajo donde se trata de romper un poco con el entrorno para volver por la tarde a la carga.

Restaurante Vinoteca Santander Cantabria

Koldo sigue atesorando una bodega bien estudiada, en la que predominan la calidad y las referencias que conoce al dedillo.

Restaurante Vinoteca Santander Cantabria

Tomamos dos vinos, los dos eran cava, vinos elegidos por el cliente ante las recomendaciones de nuestro anfitrión. Comenzamos con un Colet Navazos de 2012. Este cava es una amalgama de dos especímenes completamente diferentes, pero muy complementarios: Colet (una bodega catalana que se dedica al espumoso ecológico) y el equipo Navazos (que se dedica a seleccionar botas de manzanilla, palo cortado, etc, vinos del Sur de España).

Han llegado al acuerdo de incorporar como licores de expedicion a los cavas. El vino base es monovarietal Chardonnay y el aporte sureño (Manzanilla y Manzanilla Pasada) le confiere un sutil pero personalísimo aire de levaduras de flor.

Restaurante Vinoteca Santander Cantabria

Continuamos con un At Roca Rosado Reserva 2016. AT Roca es el nombre de la bodega de Agustí Torelló Sibill. Después de desvincularse de las cavas familiares, nace este proyecto que cuenta con el impulso de sus hijos, Jordi y Agustí Torelló Roca. Su idea es la de elaborar vinos que sean respetuosos y sean el reflejo del territorio: variedades autóctonas, una enología cuidadosa y poco intervencionista y una viticultura ecológica.

Restaurante Vinoteca Santander Cantabria

La oferta de panes continua siendo bastante amplia, hay unos cuantos donde elegir y repetir.

Restaurante Vinoteca Santander Cantabria

Aperitivo bienvenida, una crema de verduras y un pastel de puerros.

Restaurante Vinoteca Santander Cantabria

Algo que no puede faltar en este restaurante, las gambas a la sal. He hablado tantas veces de ellas que creo que más no se puede decir, teniendo en cuenta que son la originales, las primeras que se sirvieron en Santander.

Restaurante Vinoteca Santander Cantabria

Perdiz en escabeche. Los escabeches también tienen bastante protagonismo en este restaurante; este estaba un poco seco, pero no suele ser lo habitual, por lo demás buenísimo, sutil y ligero.

Restaurante Vinoteca Santander Cantabria

Atún, taco y tartar. El atún resultó un auténtico descubrimiento, el taco bien sellado y justo en el interior, y el steak frío en boca, los dos juntos aportan una suerte de sabores que engrandece el conjunto. No sé si estaba pensado para comerlo de esta manera, pero a mí me sedujo frío y caliente .

Restaurante Vinoteca Santander Cantabria

Restaurante Vinoteca Santander Cantabria

Para terminar venado. Este vacuno siempre deja cierto resabor fuerte, a mí me gusta. Muy bien preprado, justo de punto, bien rojo y acompañado de un clásico puré y unas verduras. En la misma linea que todo lo anterior, perfectamente elaborado y producto de muy alta calidad. 

2018 11 vinoteca 016

De postre trufas.

Restaurante Vinoteca Santander Cantabria

Helado de plátano.

Restaurante Vinoteca Santander Cantabria

La Vinoteca es un sitio que, como decía al principio, no falla, con una carta de corte clásico, unos productos de primera y una bodega acorde a los tiempos; la visita siempre está justificada.

Por El Mule

Etiquetado como

Deja un comentario

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Google Plus
  • Instagram
  • Pinterest

Contactar...



  • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, está dando su consentimiento a que se utilicen las cookies. More details…