El Mule Escrito por  Nov 03, 2018 - 2145 Visitas

Cadelo, de aquí al cielo

Hemos Comido...en Cadelo, llevaba mucho tiempo olvidado en el Río de la Pila sin hacerle una visita como se merece y llamé para reservar, pero no habia sitio.

Septiembre 2018. Pero nos aseguraron que había sitio en la barra y tras dudarlo unos segundos decidimos acercarnos a comer, y hablo en plural debido a que me acompañaba Agustín, que seguía por los alrededores suspirando por no tener que volver a Madrid.

Cadelo Santander Cantabria

Desde las últimas veces que he estado a ahora ha habido un gran cambio en la carta, con bastantes novedades pero manteniendo los clásicos, entre ellos las gambas, pues si las quitan a mí me da algo, y las alas de pollo, que este día no me atreví con ellas, pues iba acompañado y si no te mola el picante te puedes morir en el intento.

Cadelo Santander Cantabria

Venir a Cadelo y no tomar sus gambas es para mí una herejía, y si eres neófito en el local no tiene perdón el perdértelas.

Cadelo Santander Cantabria

Así que cayeron unas y, como era de esperar, Agustín se convirtió a la secta de los adoradores de las gambas de Kiano.

Cadelo Santander Cantabria

Para continuar con un arroz con gambas o gambones que hizo las delicias de ambos. Muy pero que muy bueno, era algo que no me esperaba de Cadelo, pero Kiano no deja de sorprendernos.

Cadelo Santander Cantabria

Cadelo Santander Cantabria

Cadelo Santander Cantabria

Cadelo Santander Cantabria

Continuamos con una lasaña de carne y setas. Resultó una delicia. No con la clásica presentación emulando un milhojas. La carne con una especie de boloñesa, todos los sabores perfectamente intregrados, sabor de fondo limpio y potente, punto sublime de la pasta, se deshace al rechupetearlo. PLATAZO.

Cadelo Santander Cantabria

Cadelo Santander Cantabria

Para terminar, como los dos no somos muy de postres pero sí muy envidiosos y vimos pasar unas albóndigas de rabo de toro, las pedimos al mas puro estilo Homer Simpson, aunque en vez de ser para beber eran para postre. Y como era de esperar resultaron espectaculares, una carne melosa, sabrosa y textura perfecta. Dos de mis favoritos en uno: albondigas y rabo. Hay platos que da pena que se terminen y este es un gran ejemplo.

Cadelo Santander Cantabria

Cadelo Santander Cantabria

Para terminar, la dolorosa, que no lo resulta tanto en este lugar. Además, cuando el grado de satisfacción es este al que nos tiene aconstumbrados Cadelo, se paga con mucho gusto. Pocos lugares conozco con esta oferta y este precio tan ajustado.

Cadelo Santander Cantabria

Por El Mule

Etiquetado como

Deja un comentario

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Google Plus
  • Instagram
  • Pinterest

Contactar...



  • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, está dando su consentimiento a que se utilicen las cookies. More details…