El Mule Escrito por  Oct 13, 2018 - 3604 Visitas

La Cigaleña, protagonista: el maridaje

Hemos Comido...en La Cigaleña, un lugar perfecto para una celebración, donde siempre hay alguna sorpresa, sobre todo en lo que al mundo del vino se refiere.

Agosto 2018. Andrés es uno de los mejores anfitriones que conozco, su mundo gira en torno al vino, pero su oferta gastronómica lo hace en torno al mercado, ya que fuera de los fijos de la carta suele haber un intenso vaivén en carnes, pescados y verduras dependiendo de la temporada. Por cierto, no es raro que me le encuentre de compras por la Plaza de La Esperanza.

Bodega Cigaleña Santander

Estabámos de celebración familiar, tres comensales, dos de ellos celiacos, pero conocemos La Cigaleña y confiamos plenamente en su personal.

Bodega Cigaleña Santander

Eso sí, yo no me quedo sin pan, además el que tienen es de los que merece la pena.

Bodega Cigaleña Santander

Esta vez mi hija venía con antojo de un vino que había tomado en una ocasión anterior, Nieva York,  un vino muy especial del que ya hablamos en la visita anterior.

Bodega Cigaleña Santander

De lo que no hablamos fue de unos langostinos que estaban como pocas veces he comido. Justos de cocción y tersos, pero sobre todo sabrosos y jugosos, un marisco extraordinario en todo, rareza y elaboración. 

Bodega Cigaleña Santander

Bodega Cigaleña Santander

Continuamos con salmón marinado. Con el habitual aspecto casi gelatinoso, un acierto. Aunque es algo fácil de encontrar en los restaurantes, antes no lo era tanto, era un artículo raro en las mesas. Este merecía la pena.

Bodega Cigaleña Santander

Continuamos con un Afinador de Estrellas. Una rareza, prensado directo de la uva entera, desfangado, inicio de fermentación alcohólica con levaduras autóctonas en un depósito de acero inoxidable, bajada de la temperatura antes de embotellar, final de la fermentación en botella, 6 meses en botella con sus lías. Un rosado natural espumoso, ancestral, fresco y ligero. Destacan en nariz los aromas a fruta blanca y de hueso madura, con notas florales. Con burbuja muy fina, en boca es ligero y muy refrescante.

Bodega Cigaleña Santander

Bodega Cigaleña Santander

Si hay bocartes no hay capacidad de maniobra, está claro que caen unos y en esta ocasión además de haberlos eran de lo mejorcito, tanto por tamaño como por textura. Los pedimos fritos, con harina de garbanzo, perfectamente apta para celiacos.

Bodega Cigaleña Santander

Cambio de vino con los bocartes. Les Vignes du Maynes Mâcon Rouge Cuvée 910, un vino con el que ya hemos tenido más de un encuentro, al que su frescura le hace perfecto como acompñante del pescado azul.

Bodega Cigaleña Santander

El siguiente de la lista del comercio resultó la famosa chistorra de Pachi Larrañaga, todo un mito en esta clase de embutido, que por supuesto no defraudó y las patatas que le acompañaban mucho menos, un maridaje perfecto: chistorra con patatas, brutal.

Bodega Cigaleña Santander

A esta última la acompañamos con Jura, un Domaine de Montbourgeau l'étoile. Un vino amarillo pajizo con un ribete muy pálido. Recién servido desprende aromas de manzana y afloran ciertos lácteos, mantequilla fresca. En boca se presenta aterciopelado poco alcohólico y muy bien ensamblado. Su postgusto es muy largo, dejando claro en todo momento el velo de flor. 

Bodega Cigaleña Santander

Bodega Cigaleña Santander

Para terminar con lomo de venado, todo un clásico de la caza. Lomo en su punto, acompañado de algunas verduras al dente y que no hacen otra labor que reivindicar una cocina de tradición cazadora, son recuerdos del pasado de mis primeras visita La Cigaleña, donde tomé por primera vez jabalí al yogur, hace una friolera de años y donde en temporada disfrutabas de platos clásicos del mundo cinegético.

Bodega Cigaleña Santander

Para terminar un Bugey Cerdon Methode Ancestrale. Es un vino espumoso rosado producido en Bugey en los alrededores de Cerdon, en el departamento de Ain. Este vino está hecho de acuerdo con el llamado método ancestral. La fermentación se detiene por un paso de filtración, obtenemos un vino efervescente, débilmente alcohólico y en el que la uva no fermentada aporta azúcar y aromas. El vino tiene una burbuja muy fina y aromas de pequeñas frutas rojas. Es un vino semiseco rico en azúcares residuales.

Bodega Cigaleña Santander

De aquí al postre un tarta fea y un pastel ruso.

Bodega Cigaleña Santander

Bodega Cigaleña Santander

La Cigaleña nunca te deja indiferente, llegas pensando en los vinos pero al final la calidad viene en conjunto, un sitio perfecto. 

Bodega Cigaleña Santander

Por El Mule

Etiquetado como

Deja un comentario

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Google Plus
  • Instagram
  • Pinterest

Contactar...



  • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, está dando su consentimiento a que se utilicen las cookies. More details…