El Mule Escrito por  Jul 19, 2016 - 12931 Visitas

Lalola, peregrinación hacia Cueto en busca de la casquería

Hemos Comido...en Lalola, quedó en segundo lugar en la modalidad de cocido montañés, en la IV Ruta de los Pucheros de Cantabria.

Julio 2016. Pero aquí hemos venido a hablar de casquería no de cocido montañés, me acerqué con intención de probar diferentes elaboraciones de casquería, pero a la hora de la comida sirven solamente menú y solo pude optar por dos elaboraciones.

Restaurante La Lola Cueto Cantabria

Dispone de un amplio comedor, era el día que más calor ha hecho en Cantabria en los últimos meses, el coche marcaba 32º y de primero tenía entre otras cosas cocido montañes, imposible, pero había algo que me encanta y que en verano es muy típico de Cantabria, la periñaca.

Restaurante La Lola Cueto Cantabria

En la oferta de casquería tiene raciones de asadurilla, callos, morros, albóndigas, mollejas, etc... 

Restaurante La Lola Cueto Cantabria

Un día, tal que aquel día y haciendo el calor que hacía: vino con gaseosa. Iba a poner Casera pero no lo es, es una gaseosa de Coca Cola que me gusta bastante menos que nuestra Casera, la cual empieza ser dificil de encontar. Pero bueno, con el calor que hacía tinto de verano con mucho hielo, vino de la casa y gaseosa.

Restaurante La Lola Cueto Cantabria

Una buena ración de pan para untar a gusto o entretenerte mientras esperas la comanda.

Restaurante La Lola Cueto Cantabria

Y por fin la periñaca, esta ensalada es típica de Cantabria, es un primer plato excelente y genial para llevar de picnic o acompañar una barbacoa.

Sus ingredientes tradicionales son patata cocida, mucho tomate, algo de lechuga cortada a mano y pequeñita, bonito, huevo cocido, cebolleta o cebolla, aceite, vinagre y sal.

Restaurante La Lola Cueto Cantabria

 Como primer plato para este día genial y una buena, tradicional y casera elaboración, muy bien por el comienzo en Lalola.

Restaurante La Lola Cueto Cantabria

Este día de segundo tenían morros. El guiso estaba para subirlo a los altares, trozos de carne generoso, perfectísimamente limpios y sabrosos como ellos solos, una salsa gelatinosa de apabullante sabor y con un ligero toque de picante, una gloria de guiso, muy recomendable.

Restaurante La Lola Cueto Cantabria

Ya que no tenían en ese momento más casquería, me sirvieron una "tapita" de albóndigas que son objeto de culto por los alredores, y la verdad es que la fama la merecen.

Restaurante La Lola Cueto Cantabria

De postre tarta de queso fresco casera.

Restaurante La Lola Cueto Cantabria

En resumen, un menu del día de toma pan y moja, de hecho mojé todo el pan que me pusieron y se ofrecieron a sacarme más, algo a lo que me negué pues me conozco y me lo como.

Restaurante La Lola Cueto Cantabria

Tengo pendiente venir un día a por esas raciones que me faltan de casquería, que tan magistralmente preparan en Lalola.

Por El Mule

 

Etiquetado como

Deja un comentario

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram

Contactar...



  • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, está dando su consentimiento a que se utilicen las cookies. More details…