El Mule Escrito por  Jun 04, 2014 - 11772 Visitas

Silverio

Hemos comido...en Silverio, todo un clásico de una zona tan clásica como es la plaza de La Esperanza.

cerrado

Junio 2014. Es un restaurante de comida casera, clásica y a buen precio. Con un buen comedor en la primera planta y una barra de lo más amena a la hora del mercado.

2014 05 casa silverio 001

Los días de sol suele estar la terraza, que ocupa parte de la acera, muy concurrida de gente que ante el dilema de entrar en la plaza como acompañantes prefieren disfrutar del sol y de un blanco sentados observando el devenir de la gran cantidad de viandantes que circulan por las inmediaciones.

2014 05 casa silverio 002 2014 05 casa silverio 003
2014 05 casa silverio 004 2014 05 casa silverio 006

Una vez sentado, enseguida me presentaron la carta y algún pescado que había fuera de la misma. Apareció en el menú un plato muy tradicional de mi casa y que hacía años que no probaba, una de las especialidades de mi madre y de mi abuela. 

2014 05 casa silverio 005

Tras comunicarles mi decicisón de tomar menú tomaron nota y acto seguido me sirvieron una tradicional, generosa y muy bien cocinada menestra de verduras. Uan buen plato de verduras naturales y recién cocinadas, con un chorrito de aceite y su sabor original, muy buenas.

2014 05 casa silverio 007 2014 05 casa silverio 008

Y entramos de lleno en un plato especial para mí, con un gran significado emocional y una tradicion familiar heredada por parte de la familia de mi madre; las manitas de cordero. Una receta bastante facil de hacer, donde lo más complicado es limpiar las manitas de manera que no quede ningún resto no deseado. Estas manitas estaban guisadas hasta que se deshacían prácticamente los huesos, acompañados de una salsa riojana un poco picante, una salsa gelatinosa similar a la de los callos. Una auténtica delicia y una ración muy generosa. Al final solamente quedaron los huesos, un verdadero vicio.

2014 05 casa silverio 009 2014 05 casa silverio 010

Tengo un especial recuerdo de una comida basada en estas manitas y langosta. Coincidió un día que acababa de llegar mi hermano de navegar (es capitán de la marina mercante) y apareció en casa de mis padres. Se presentó una pareja de amigos de visita y mi madre acababa de hacer una buena cantidad de manitas. Así que improvisamos una comida, mi hermano se fue a comprar algo y volvió con unas langostas cocidas. Al final la comida consistió en manitas y langosta, una excelente comida y un grato recuerdo. 

Plaza de la Esperanza 1 39002 Santander 942211759 

2014 05 casa silverio 011

2014 05 casa silverio 012

2014 05 casa silverio 014

Por El Mule

Etiquetado como
Más en esta categoría: « La Hiruca Frida »

Deja un comentario

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Google Plus
  • Instagram
  • Pinterest

Contactar...



  • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, está dando su consentimiento a que se utilicen las cookies. More details…