El Mule Escrito por  Sep 16, 2013 - 12228 Visitas

Casa Cofiño

Hemos comido...en Caviedes en Casa Cofiño somos dos y pedimos para picar dos platos y después dos segundos.

2011 cas cof front

Funciona desde 1963 como tienda de ultramarinos. Por aquel entonces José Luis era ganadero y su mujer Anunciación buena cocinera, así que se liaron la manta a la cabeza bajando a la plaza, para dar de comer con fundamento.

En 1995, después de toda una vida de currelo, sus hijos se hacen cargo del asunto dándole aún más brillo al colmado. Hoy verán piñas de plátanos, cajas de fruta y legumbre a granel al pie de una barra de ensueño atendida por Rubén, somelier vocacional que atesora una bodega de setecientas referencias. Y el resto de hermanos guían sala y cocina, Maricruz y José vuelan por las mesas, mientras Anunciación estofa los platos que bordó su madre, ya retirada, que aún habita en la casa.

Fachada Casa Cofiño Restaurante Caviedes  Fachada Casa Cofiño Restaurante Caviedes 
 2011 cas cof 001  cofino 01
Tengo que hacer un apunte muy especial para la carta de vinos, es impresionante, con un cuarto aclimatado para tener el vino en su temperatura exacta, con más de cien referencias y con casi todas las denominaciones de origen que tiene nuestro país, apuntes de vinos de fuera de nuestras fronteras, y, lo que es mejor, a un precio perfecto.

Te puedes tomar un gran vino sin que te sableen el bolsillo. Algo que no hace casi nadie, por general los marcan mínimo el 100 % y eso no debiera de ser así, esperemos que poco a poco vayan cambiando las costumbres.
Diciembre 2008. Comenzamos con callos, una abundante ración, y al estilo tradicional.

2011 cas cof 002  c cof 001 
 Callos Casa Cofiño Restaurante Caviedes  Cabrito Casa Cofiño Restaurante Caviedes

Algunos de fuera de nuestra región podrían decir que faltan los garbanzos, otros que patatas, pero la verdad es que estaban inmejorables, perfectos, creo que lo que mejor los definen es que son un plato de abuela, en su punto perfecto, incluido el chorizo de guarnición, sabroso. Un plato muy bien hecho.

A continuación picadillo de chorizo, un chorizo excepcional, quitas la piel y lo pones en la sartén, sublime, difícil encontrar un chorizo así de rico. De plato fuerte tomamos cabrito y alubias rojas, estas últimas guisadas, nada pellejonas, sabrosas, ricas, perfectas.

Por su parte, el cabrito excepcional, estofado con patatas, jugoso y muy bueno de sabor, un cabrito muy rico, se deshacía en la boca.

Y como siempre nos pasa, pedimos el postre por pura gula, pues las raciones son generosas de verdad, casi con una ración comen dos, pero no lo podemos evitar así que pedimos arroz con leche y helado de pasas con chocolate caliente.

El helado en su punto, y ese chocolate caliente le viene muy bien, apetitoso. El arroz con leche, qué decirles, en la línea del resto de la comida, el de la abuela, con su canela en polvo, no tengo más adjetivos para decirles lo bueno que estaba.


Para beber pedimos Ándalus Petit verdot 01 vino de mesa de Andalucía. De bodegas Hacienda Ándalus, en copa presenta color cereza picota con borde granate. En nariz presenta notas de vainilla, cueros, un ligero almizcle, fruta roja y regaliz. En boca es fresco recordando a siega, es ligero, algo licoroso, posee notas de tabaco (puros) y cierta sequedad. Se muestra un buen vino, elegante y poco corpulento para ser monovarietal de Petit Verdot.

Muy bueno, una prueba más de la riqueza de nuestro país en el tema de los vinos, sorprendente.

Los camareros eran simpáticos, amables, lo que pedimos siempre. Y más en un comedor completo, hasta los topes, con mesas esperando para entrar. Aunque eso no quita para que cambien el cubre y usen uno de tela en vez del de papel.

cofino 04
casa cofino 004
Compaño Casa Cofiño Restaurante Caviedes Cocido Montañes Casa Cofiño Restaurante Caviedes
Cocido Montañes Casa Cofiño Restaurante Caviedes Cabrito Casa Cofiño Restaurante Caviedes

Lo dicho, si buscan cocina casera, el típico cocido, alubias, o una buena carne, incluida la chuleta, o simplemente unos huevos fritos con lomo adobado, no dejen de ir a Casa Cofiño, no les va a defraudar. Y encima con buenos vinos, poco más se puede pedir. Un buen café quizá, pues el que pedimos estaba bueno como debe ser.

 

Etiquetado como

Artículos relacionados (por etiqueta)

Más en esta categoría: « Astuy La Pinta »

Deja un comentario

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Google Plus
  • Instagram
  • Pinterest

Contactar...



  • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, está dando su consentimiento a que se utilicen las cookies. More details…