El Mule Escrito por  Ene 17, 2011 - 12791 Visitas

Venta Moncalvillo

Hemos Comido...en Daroca de Rioja, en un lugar con una particular y agradable visión de la carta donde te improvisas tu menú degustación prácticamente de la manera que quieres.

Enero 2011. Abierto en enero de 1997, Venta Moncalvillo hizo el traspaso de fogones de madre a hijo hace algunos años. Mientras Ignacio heredó el delantal con gran éxito "fue elegido Mejor Cocinero de La Rioja en 2006" hoy en día es un reputado cocinero, su hermano Carlos se hizo cargo del servicio y es reconocido por el consejo regulador de la DOC la Rioja como  "El sumiller que mejor conoce y transmite la cultura del vino de Rioja".

Dado el entorno natural en el que se encuentra, la filosofía del restaurante no podía ser otra que cuidar del comensal para que disfrute y se sienta como en su casa y utilizar las veces que sea posible los productos directos de una huerta que ellos mismos cultivan, teniendo siempre en carta productos de directa recolección.

La carta se basa en producto de temporada con lo que los platos se modifican cada estación. En primavera, verduras del propio huerto, en verano, entrantes frescos y pescados, en otoño, setas y hongos de la Sierra de Moncalvillo y en invierno, carnes de caza y guisos tradicionales.

La Guía Michelin acaba de conceder una de sus codiciadas estrellas a este restaurante, noticia de la que nos enteramos de boca de Carlos.

2011_moncalvillo_001

2011_moncalvillo_002

 2011_moncalvillo_001

Nada más entrar nos recibe Carlos con una amplia sonrisa nos acompaña a uno de los comedores, y nos ofrece la posibilidad de tomar un aperitivo antes de la comida, una de las opciones es un vermut riojano, muy suave y nada cabezón, así que me decido a probar este vermut, tenía toda la razón, muy bueno nada que ver con otras marcas más comerciales.

Mientras hojeamos la carta y tomamos el vermut, nos atacan las dudas pues aparecen en la misma dos únicos menús uno llamado a la carta y otro degustación, y tres tipos de platos, entrantes, pescados, carnes y postres. Al final pregunte, y el resulta es una magnifica apuesta por:  "hágase usted el menú que quiera en base a la carta", todos esto al mismo precio dentro de los dos tipos. Nosotros elegimos el menú a la carta que constaba de dos medias raciones a elegir cada comensal como entrantes, un segundo que consta de cualquiera de las raciones presentes en la carta y un postre. Esto acaba de alguna manera con lo típico del pedir todo el menú degustación para una mesa y como a uno no le apetezca pues ya sabes, no se sirve.

2011_moncalvillo_002 2011_moncalvillo_001
2011_moncalvillo_002

2011_moncalvillo_002

 2011_moncalvillo_001

 

Antes de comenzar con el menú te dan a elegir el pan, recién hecho y una degustación de aceite, un aceite de oliva virgen extra ecológico Puesole finca Rihuelo de Alfaro, riojano embotellado para el restaurante, cosecha de 2009 con un aroma intenso a hierba recién cortada, equilibrado y armonioso, un aceite claramente destinado a tomar en crudo. Carlos nos preguntó que con que vino queríamos comer y surgió el eterno dilema de siempre, una copita que hay que conducir para volver a Logroño. No sabíamos de su conocimiento sobre vinos ni de su reconocimiento como sumiller, le preguntamos por un vino que llevábamos buscando ya dos días y no aparecía por ninguna tienda, Corona de Cvne, si sabía dónde conseguirlo o alguno similar y entramos en una didáctica conversación sobre los blancos riojanos, nos enseñó un Viña Albina Semidulce reserva 2001, un Graciela y pudimos probar un Trasotoño Blanco de Luis Angel Casado de vendimia tardía, muy en la línea del que buscábamos. Un vino procedente de Lapuebla de Labarca, los vinos proceden de una plantación de 25 hectáreas de viñedo, muchos de ellos plantados hace más de un siglo, cuidados esmeradamente para obtener vinos de altísima calidad. También probamos un Marqués de Murrieta Capellanía Reserva 2005, totalmente distinto a los anteriores, un blanco monovarital 100% viura y con un proceso "Distinto" de elaboración en el que Los racimos previamente estrujados, se llevan a una prensa de madera vertical de doble husillo (S. XIX) donde se favorece la extracción del potencial aromático de las uvas. Posteriormente el mosto fermenta en un depósito de acero inoxidable a 12-13º C, durante aproximadamente 20-25 días y posteriormente una crianza de 8 meses en barricas de 225 L de roble francés nuevo. Al final decidimos comer por copas y se nos oferto un Mentor Reserva 2005 un vino monovarietal 100% tempranillo, de un color cereza brillante, con un aroma a roble, fruta madura, sabroso en boca, frutoso y tostado, una perfecta elección.

2011_moncalvillo_001

2011_moncalvillo_010

2011_moncalvillo_013

2011_moncalvillo_001

Y comenzamos con el menú. Nos sirvieron un aperitivo bienvenida consistente en una croqueta y un tartar de salmón. La croqueta increíblemente buena, y sigo creyendo que existe una autentica competencia en los restaurantes riojanos en lo referente a las croquetas, Echaurren, Casa Toni, etc. Cualquier restaurante riojano que se precie se esmera en su confección siendo muy difícil por no decir imposible elegir la mejor, pues todas son de lo mejorcito.El tartar buenísimo, incorporaba unos encurtidos troceaditos muy pequeños, que a mí en concreto me encantan para acompañar a este tipo de platos, una delicia de bocado.

A continuación comenzamos con los entrantes, mi acompañante tomo alcachofas con almejas, las primeras alcachofas de la temporada, las probé, algo delicioso y suave, las almejas acompañan a las alcachofas como nadie, unas buenas almejas perfectas de punto, una buena ración, más cercana a la ración que a media, un plato altamente recomendable.

Yo tome vieira sobre puré de calabaza y setas, el puré de calabaza autentico de abuela, que "guerreaba" con el fuerte sabor de la vieira y unos toques de seta levemente hecha, otro ejecución de lo más correcta agradable y exquisita, algo también altamente recomendable.

Del segundo entrante los dos comensales optamos por un tradicional riojano, caparrones, en la rioja llaman caparrones a las alubias rojas, y es uno de los platos más representativos de esta gastronomía. Los caparrones venían acompañados de chorizo, morcilla, oreja y tocino, este plato fue el que menos me sorprendió, pues a fin de cuentas es un cocido, pero había que probar algo tan tradicional de estas tierras, el que no me sorprendiera no significa que no me gustaran, pues estaban perfectos de sabor y de punto, venían acompañados de unas guindillas asadas en aceite, de las que el comensal puede elegir la cantidad a incorporar en el plato dependiendo del grado que quiera de picante, aunque estas la verdad sea dicha es que picaban poco.

2011_moncalvillo_012

2011_moncalvillo_014

2011_moncalvillo_015

2011_moncalvillo_014

 2011_moncalvillo_015

 

2011_moncalvillo_014

De los segundos platos (ya ración completa) mi acompañante se decidió por el bacalao con migas de pastor, un potente taco de bacalao, sobre unas pequeñas migas de pastor, el bacalao perfecto de sal y las migas algo exquisito según mi acompañante, la presentación magnifica y la ración abundante, un plato de lo más recomendable.

Yo tome lomo de ciervo ahumado a la parrilla con puré de castañas cacao y setas, el punto y el oreo de la carne no podía ser mejor, un buen sabor a caza, similar a la vaca pero más fuerte, sobre una cama de cacao que entre bocado y bocado acompañaba perfectamente a la carne, el puré de castañas muy suavecito y las setas con ese pequeño toque de fuego que no les resta sabor, me encanto, fácil que repita la próxima vez.

2011_moncalvillo_019

2011_moncalvillo_020

 

Por ultimo dentro de los postres el otro comensal tomo souffle de chocolate a la naranja con helado de frutos secos, le gusto tando que me lo estuvo recordando todo el fin de semana. Y yo tome costraja riojana, acompañada de helado de leche merengada, un perfecto fin de comida.

2011_moncalvillo_021

2011_moncalvillo_022

En resumen el lugar merece la pena en todos los aspectos, una comida de calidad, con una gran variedad de vinos donde elegir, unas buenas instalaciones y una atención perfecta. El precio a mi entender muy bueno.

Al finalizar la comida te ofrecen el paso a un lugar muy agradable anteriormente usado como cava de puros donde puedes continuar la sobremesa, bien tomando unos cafés o siguiendo con alguna copa o combinado.

Os aseguro que volvemos.

2011_moncalvillo_023

2011_moncalvillo_024

2011_moncalvillo_025

2011_moncalvillo_026

 Carretera Medrano 6 26373 Daroca de Rioja 941444832

www.ventamoncalvillo.com

Notas de Prensa

Carlos Echapresto (Finalista Premio Sumiller Rioja 2008). Restaurante Venta Moncalvillo (Daroca de Rioja. La Rioja)

Restaurante Venta Moncalvillo obtiene una Estrella Michelín

Con más comensales que habitantes

ASÍ SE COCINA UNA ESTRELLA MICHELÍN

 

Etiquetado como

Artículos relacionados (por etiqueta)

Venta Moncalvillo
Las Vistillas - 12791 Visitas
Venta Moncalvillo
Mesón Los Berones - 12791 Visitas
Venta Moncalvillo
De Tapas por Logroño - 12791 Visitas
Venta Moncalvillo
El Rincón del Noble - 12791 Visitas
Venta Moncalvillo
Cachetero Comidas - 12791 Visitas
From:

Deja un comentario

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Google Plus
  • Instagram
  • Pinterest

Contactar...



  • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, está dando su consentimiento a que se utilicen las cookies. More details…