Alfonso Fraile Escrito por  Ago 02, 2018 - 11938 Visitas

Cata de txacolis para Sumilleres de Cantabria

El 23 de mayo tuvo lugar una charla y cata de txacolis para los sumilleres de Cantabria, organizada por Pequeñas D.O.’s.

Pequeñas D.O.’s es una empresa que surge ante la necesidad de las pequeñas regiones vinícolas de España, de buscar una figura que represente sus intereses frente a otras Denominaciones que, bien por su tamaño o por su historia, han sabido posicionarse como referentes en los mercados vinícolas tanto nacionales como internacionales.

Su objetivo no es otro, sino el de dar a conocer los vinos producidos en estas pequeñas regiones vinícolas y acercarlos tanto al consumidor como a los prescriptores.

Hay distintas teorías sobre el origen de la palabra “Txacolí”, nos quedamos con una que parece la más adecuada a los orígenes del vino.

                               Etxakoa                Hecho en casa

                               Txacolí                  Vino de caserío

Historia…

  • La época de esplendor del Txacolí estuvo entre los siglos XIII – XV auspiciado por leyes proteccionistas.
  • Las enfermedades de la vid (oídio y filoxera) de mediados del XIX hicieron que a principios del siglo XX se redujera la producción al autoconsumo.
  • A finales de los 80 se retoma el cultivo de la uva para producir los Txacolís.
  • De esta época son las Txacolinas o tabernas donde se reunían los trabajadores de Altos Hornos o de la siderurgia para beber este vino.

Características de estos vinos…

2018 07 chacolis 004

En cuanto a la uva, se asocia a dos variedades de uvas: Hondarribi Zuri (Txacolís blancos) y Hondarribi Beltza (Txakolís Tintos).

En cuanto al cultivo, viñedos plantados en emparrado y en laderas; clima atlántico con abundancia de lluvias (entre 1300 y 1600 litros/año) y viñedos situados a poca altura.

En cuanto a los vinos, tradicionalmente ácidos, con presencia de carbónico, vinos de baja graduación y muy frutales.

Las tres regiones del Txakolí.

Según una resolución de la Unión Europea, el Txacolí solo está elaborado en el País Vasco, con tres Denominaciones: Bizkaiko Txakolina, Getariako Txakolina y Arabako Txakolina; es decir, Vizcaya, Guetaria y Álava.

El Txakolí de Guetaria

  • Año de fundación: 1989
  • Hectáreas: 402
  • Bodegas adscritas: 28
  • Ubicada en la provincia de Guipúzcoa es la primera de las tres D.O.’s reconocidas como tales en el País Vasco.
  • Es la región vinícola española con mayor índice de pluviosidad, entre 1300 y 1600 mm anuales.
  • Se da un clima atlántico con una temperatura media anual entorno a los 13,5ºC.
  • Es la más “purista” en cuanto a los vinos que produce, menos aromáticos y de menor graduación media.
  • Los suelos combinan capas duras (calizas y areniscas) con blandas (margas y arcillas). Predominan texturas franco arcillosas y francas con PH neutro.

El Txakolí de Bizcaia

  • Año de fundación: 1994
  • Hectáreas: 380
  • Bodegas adscritas: 41
  • Lo complicado de la orografía de la provincia de Vizcaya, hace que en esta D.O. aparezcan seis subzonas de producción con diferentes peculiaridades: Encartaciones, Uribe, Urdaibai, Lea-Artibai, Nervión y Duranguesado.

El Txakolí de Álava

  • Año de fundación: 2001
  • Hectáreas: 95
  • Bodegas adscritas: 8
  • Es la zona más pequeña de las tres D.O.’s que producen Txakolís, su zona de producción se encuentra en el Noroeste de la provincia de Álava en la región de Ayala.
  • La franja sur de la provincia se ubica el viñedo de las “Rioja Alavesa” con mayor peso en el panorama vinícola provincial.
  • Tiene el menor índice de pluviosidad de las tres D.O.’s rondando los 900 mm anuales.
  • Es la única de las tres D.O.’s que no permite la plantación de variedades tintas.

Los vinos catados fueron:

Txakolí Gaintza (Bodega Gaintza) del 2017, de un dorado pálido, con aromas limpios y notas herbáceas, florales, envuelto en recuerdos a manzana. En boca intenso y equilibrado, muy ácido. Hondarribi Zuri (85%), Chardonnay (10%) y Hondarribi Beltza (5%). Con 11,5º de alcohol. Tuvimos que escanciarlo, casi como una sidra, para sacar sus aromas. Un vino para beber muy rápido, sin dejarlo mucho tiempo en la copa.

2018 07 chacolis 003

Hiruzta (Bodega Hirutza) del 2017, de un amarillo pálido con reflejos verdosos, escanciado en la copa desde cierta altura se aprecian las finísimas burbujas del carbónico propias del Txakolí. Intensos aromas a frutos blancos (pera y manzana), cítricos (pomelo) y tropicales (piña y maracuyá), todos ellos potenciados por sutil desprendimiento del gas carbónico. Hondarribi Zuri (95%) y Gros Manseng (5%). Con 11,5º de alcohol.

2018 07 chacolis 008

Txakolí Eukeni (Bodega Artomaña) del 2017, verdoso y brillante. Aromas a pomelo y manzana. Fresco y afrutado en boca, con un final amargo y ácido. Hondarribi Zuri (90%) y otras variedades complementarias como la Gros Mansengrbo. Con 12,5ª de alcohol. Es característico de este vino el proceso de criomaceración en el proceso de elaboración, el trabajo con lías y el batonage con CO2 que intensifican notablemente los aromas.

2018 07 chacolis 001

Hiruzta Berezia (Bodega Hirutza) del 2016, de un amarillo pálido verdoso, con aromas a manzana y pomelo y un fondo de notas florales. Fresco y con una acidez bien integrada, tiene cuerpo y volumen debido a los cuatro meses que ha estado sobre sus lías. Hondarribi Zuri (85%) y Gros Manseng (15%) y unos 13º de alcohol. Posiblemente un vino de guarda. Un vino para beber muy frío para no notar tanto su acidez.

2018 07 chacolis 007

Txakolí Aitako cepas centenarias (bodega Gaintza) del 2016; con aromas a limón, a heno y un fondo mineral. Hondarribi Zuri (85%), Chardonnay (10%) y Hondarribi Beltza (5%), con 11,5ª de alcohol. Criado durante diez meses en sus propias lías, permanece en barrica de roble francés durante 2 meses, lo que le da volumen, suavidad y equilibria en boca.

2018 07 chacolis 006

Txakolí Gaintza Roses (Bodega Gaintza) del 2017; de color rosa de intensidad media. En nariz, frutas rojas, arándanos, cereza; casi aromas a vino tinto. Goloso en boca, sedoso de paso equilibrado con final ácido. Hondarribi Beltza (60%) y Hondarribi Zuri (40%) de 11,5ª de alcohol. Con cuatro meses de estancia sobre sus propias lías para permanecer posteriormente 2 meses en botella.

2018 07 chacolis 002

Toda una experiencia el catar estos vinos vecinos, algunos sorprendentes, pero todos ellos bien elaborados dirigidos a un mercado local.

Deja un comentario

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram

Contactar...



  • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, está dando su consentimiento a que se utilicen las cookies. More details…