El Mule Escrito por  Feb 07, 2020 - 2664 Visitas

Restaurante Casa Cayo Potes, menos mal que reabrieron

Hemos Comido...en Casa Cayo, uno de los primeros espadas de la Villa de Potes, un restaurante que dispone de su propio vino y, por supuesto, viñedo.

Siempre ocurre lo mismo, llego a Cayo y la primera parada ha de ser en la barra, a tomar un vino de Potes y más aún si está disponible el suyo, Lusía, una bodega que cambió de manos no hace mucho y que a día de hoy regenta la misma familia que el restaurante. Esta bodega es conocida por ser una de las más importantes de la zona y de las más premiadas.

Esta comida resultó el punto final de un viaje que comenzamos a primera hora de la mañana con la intención de ir haciendo fotos desde San Vicente de la Baquera hasta Potes, con sucesivas y diferentes paradas, salimos a las 7:30 y llegamos a Potes a eso de las 13:30, vamos que, como podeis comprender, hubo muchas paradas, desvíos y por ende muchas fotografías.

2019 11 cayo 001 mulecarajonero

El restaurante estuvo apenas un año cerrado, mientras se planteban sus dueños su supervivencia. Al final se impuso la razón y los más beneficiados somos los comensales que a él acudimos, ya que como decía al principio, es un de los principales recursos gastronómicos de Potes.

2019 11 cayo 001 mulecarajonero

Lusía,que es un vino monovarietal de mencía, se habia terminado, habían vendido toda la producción. Bebimos Enza, otro vino de las misma bodegas, pero con un coupage distinto y que acompañó a la perfección. Por cierto, Lusía este año pasado obtuvo el Premio Optimum al Mejor VinoTinto de Cantabria.

2019 11 cayo 001 mulecarajonero

2019 11 cayo 001 mulecarajonero

La comida se centró en un buen cocido lebaniego, ¿para qué más? Con sus tres vuelcos, empezando por la sopa de fideo, de buen sabor fruto del garbanzo y las carnes del compango.

2019 11 cayo 001 mulecarajonero

Y los otros dos vuelcos, que aquí los sirven siempre juntos, la berza o repollo, los garbanzos, los rellenos y las carnes.

2019 11 cayo 001 mulecarajonero

El resultado fue una comida muy a gusto, junto a mi amigo Fernando, un fotógrafo de cuidado, aunque nunca se lo diré (estaría bueno, los amigos están para dar por saco, no para cantar alabanzas).

2019 11 cayo 001 mulecarajonero

De postre, el que no puede faltar en Liébana, los canónigos, unas natillas con merengre que a mí me encantan.

2019 11 cayo 001 mulecarajonero

Y como broche final un queso de Pido (de los más antiguos de España) con membrillo y nueces.

2019 11 cayo 001 mulecarajonero

Y por supuesto unos quesucos.

2019 11 cayo 001 mulecarajonero

Aquí teneis la factura, a ver que os parece, las tres BBB.

Por El Mule

Etiquetado como

Deja un comentario

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram

Contactar...



  • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, está dando su consentimiento a que se utilicen las cookies. More details…