El Mule Escrito por  Abr 22, 2018 - 12302 Visitas

Dos días en Salamanca

Fin de semana en Salamanca, aprovechando el puente del primero de mayo para estar dos días justos, tarde del viernes, sábado y mañana del domingo.

Los orígenes de la urbe se remontan a hace unos 2700 años, durante la primera Edad de Hierro, cuando los primeros pobladores de la ciudad se asentaron en el cerro de San Vicente, a la ribera del Tormes. Desde entonces, la metrópoli ha sido testigo del paso de diversos pueblos: vacceos, vetones, romanos, visigodos y musulmanes. Raimundo de Borgoña, yerno del rey Alfonso VI de León, fue el encargado de repoblar la ciudad durante el Medievo y asentar las bases de la Salamanca actual.

salamanca monumental 001

Salamanca alberga la universidad, en activo, más antigua de España. La Universidad de Salamanca fue creada en 1218 por Alfonso IX de León, fue la primera de Europa que ostentó el título de universidad por real cédula de Alfonso X el Sabio con fecha de 9 de noviembre de 1252 y por la licentia ubique docendi del papa Alejandro IV.​

Ya de entrada se puede decir que Salamanca es monumental, tanto por sus monumentos como por su gastronomía, con dos días no da para nada.

bocata la cueva alar

Viernes

La salida de Santander fue sobre las tres de la tarde, sin haber comido y con la intención de tomar un bocado por el camino. La parada estaba clara: Alar del Rey, La Cueva. Un bocata de revuelto de chorizo que quita el hambre para el resto del camino. Por cierto, el restaurante estaba lleno hasta la bandera, en el aparcamiento no cabía un coche más, la barra también a tope. Bocata y pista rápida, que me lío a hablar y no llego a Salamanca hasta las tantas.

salamanca monumental 002

Habíamos reservado habitación en el Hotel NH Collection Salamanca Palacio de Castellanos. Situado en la calle San Pablo, se edificó en el lugar que ocupaba un antiguo palacio del siglo XVI y conserva algunas de sus características originales. Teníamos nuestro centro neurálgico en pleno centro de la ciudad monumental, asomarte a la ventana del hotel es como asomarte a una época anterior en la historia.

salamanca monumental 003

Llegamos a media tarde, a eso de las 19h. ya estábamos inmersos en la ciudad, buscando un lugar donde rematar la faena ya que a estas horas había algo de hambre.Tomamos un pincho de jamón en la zona de la calle Mayor, donde pudimos comprobar de primera mano que existe una gran oferta de gastronomía orientada hacia guiris y estudiantes, no muy cuidada.

salamanca monumental 004

La tarde del viernes se presentó con una temperatura casi veraniega y un sol brillante, por lo que nos acercamos a conocer todos los lugares clásicos de la ciudad, que no son pocos. Me llamo mucho la atención la cantidad de gente que se reúne en la plaza Mayor, más me llamó la atención que todavía exista la tuna, presente en la plaza, y la cantidad de despedidas de soltera/o que había por los alrededores.

salamanca monumental 006

En Salamanca, con poco tiempo, hay que visitar al menos la plaza Mayor y el conjunto catedralicio, sin dejar de subir a las torres medievales de la catedral. El edificio histórico de la Universidad, en cuya fachada debes encontrar la figura de la rana, en el interior, el aula de Fray Luis, donde parece haberse detenido el tiempo, o la Biblioteca Antigua. La Casa de las Conchas, famosa por su fachada decorada con cientos de conchas y con un precioso claustro y la Clerecía y Universidad Pontificia, situadas justo enfrente. Las torres de La Clerecía son otro impresionante mirador de la ciudad a través de la visita a Scala Coeli. dar un paseo por el Puente Romano y entrar en el Huerto de Calixto y Melibea. La Casa Lis, un palacete modernista de vidrieras de colores, es uno de los tesoros de la ciudad. Alberga el Museo de Art Nouveau Art Déco. Después podemos visitar el Convento de San Esteban. También puedes visitar el Convento de las Dueñas. Muy recomendable probar los dulces que elaboran las monjas y saborearlos tranquilos en el claustro mientras contemplas las vistas de la catedral.

salamanca monumental 007

Terminamos la jornada con un espacio de leyenda: La Cueva de Salamanca, donde, dicen, el diablo impartía clases de brujería.

salamanca monumental 008

Terminado el paseo se imponía un vino y la cena, que teníamos reservada en Casa Paca donde ya tarde entramos a tomar una copa de cava a la espera de subir al comedor. En torno a este lugar se concentran tres de los grandes de la cocina salmantina, fuera ya del circuito estudiantil, cargados de tradición y calidad con una cocina contundente y con historia, estos tres son: Casa Paca, Rio de la Plata y más moderno de aspecto, pero también muy interesante El Mesón de Gonzalo, también me llamó poderosamente la atención El Pecado, pero no puede scanearlo.

El vino resultó todo un espectáculo, en una barra repleta de pinchos con una tremenda oferta de vinos de todos los orígenes y con un servicio profesional y amable a más no poder.

salamanca monumental 009

La cena cumplió con las expectativas incluso fue mas allá de lo inicialmente esperado, un local con unos cuantos años a sus espaldas, perfectamente mantenido, con diferentes comedores y con una atención de diez, una cena clásica donde todos los inexcusables de Castilla y León los tienes a mano. Cochifrito, paletilla de cabrito, alcachofas y gazpacho fue lo que cenamos. De aquí al hotel, no es que fuera muy tarde pero el día había dado ya todo lo posible. La vuelta al hotel resultó un ligero paseo de no más de quinientos metros, por el cual pudimos contemplar Salamanca a la luz de la noche.

Sábado

salamanca monumental 011

A las nueve en la calle, desayuno a 100 metros del hotel, una churrería, creo que de nombre Graci, en la calle San Pablo. Chocolate con churros, brutal, hacía lustros que no desayunaba este clásico tan nuestro.

Mientras esperaba y hacía tiempo me dirigí a la plaza de abastos, que ya había localizado el día anterior. Siempre que visito una ciudad me dejo caer por la plaza de abastos, me dice mucho de los hábitos de los lugareños. Esta concentra tres tipos de locales: pescaderías, con un buen género, carnicerias-charcuterías, con una enorme oferta de producto ibérico, carne de morucha, quesos, etc. y fruterías muy vistosas. Me sorprendió que todas incluyeran semillas en su oferta. La visita merece la pena y el género está mejor de precio que en las numerosas tiendas especializadas que hay por el centro. Para hacer más llevadera la espera me tomé un pincho de hornazo en la cafetería de la Plaza. Os dejo link al artículo más extenso sobre la Plaza

salamanca monumental 012

De vuelta al hotel a buscar a mi acompañante paré en una tienda, pues me llamó la atención unos caramelos de bellota sin gluten, así que entré a comprar unos. Una vez dentro me encontré con un queso de oveja del lugar, al que no me pude resistir, queso Hinojosa y unas conservas de lomo similar al lomo de Orza, todo ello en carniceros Mulas.

salamanca monumental 014

salamanca monumental 013

A los pocos metros me encontré con algo que llevaba años buscando, una mochila de cuero, que dejé hojeada para venir luego con Sylvia que sabe más de esto que yo.

Una vez situado el botín a resguardo, acompañé a Sylvia a desayunar, algo difícil siendo celiaca, pero con un café y un zumo lo arreglamos, estaba claro que no iban a ser los churros anteriores. Últimamente insisten mucho en que reserves la habitación con desayuno, pero a mí es algo que no me motiva lo más mínimo, prefiero darme un paseo y buscar un sitio que me llame la atención.

salamanca monumental 015

Y acto seguido a por la mochila, que cayó. Una mochila de cuero hecha a mano por José María Maíllo Calama, de la empresa Los Artesanos. Parece ser que se tarda dos días en hacerla entre dos operarios. Estaba hecha por uno de los últimos artesanos del cuero de nuestro país, está prejubilado y vendiendo lo que le quedaba en la tienda. Según él, la mochila que elegí, una igual se la compró también Arturo Pérez Reverte. Lo cierto es que ya tengo mochila de por vida, más le vale.

salamanca monumental 016

A partir de aquí, de compras por el centro. Salamanca dispone de una extensa zona de compras situada en los alrededores de la plaza Mayor, con la clásica oferta de las marcas más conocidas y una extensa oferta de comerciantes de todo tipo. Por cierto, hay muchas pastelerías.

salamanca monumental 017

Una vez terminadas las compras nos dirigimos a donde teníamos reservada la comida, el único estrella Michelin de Salamanca, Víctor Gutierrez. Un menú degustación de nombre Raíces, cocina creativa de raíces peruanas. Una comida de lujo que se extendió durante casi tres horas que se pasaron rápidamente, con buena cadencia y unas elaboraciones que nunca dejaron de sorprender. Si vas a Salamanca no te lo puedes perder.

salamanca monumental 018

A media tarde y con temperatura primaveral, nos acercamos a realizar el recorrido Ieronimus. Da acceso a muchas maravillas de la catedral como la Catedral Vieja, la terraza de la Torre Mocha, la torre de Gallo, la Catedral Nueva, la terraza de Anaya y el cuerpo de Campanas. Un paseo entre siglos donde podrías encontrarte al licenciado vidriera o al diablo cojuelo o algún otro protagonista que se te ocurra de la literatura española perdido entre gárgolas y artesonados. Un paseo por el tiempo con unas vistas únicas, tanto del exterior como del interior de la catedral. Es una visita ineludible.

Para continuar la tarde visitando la Casa de las Conchas, también tomamos unos vinos en bares de aspecto estudiantil, para terminar tomando unas copas de champagne en el Grand Hotel Premium Champagne Bar, antes de tomar la última en Casa Paca para luego ir a cenar.

salamanca monumental 019

La cena la reservamos sobre la marcha en un local de aspecto atrayente y de nombre La Hoja 21, donde retomamos la cocina salmantina con cierto nivel de innovación: carpacho de alcachofas, morcilla de León con oreja, presa ibérica que resultó la reina de la noche y carrilleras de morucha. Desde aquí un paseo nocturno en dirección al  hotel y al sobre.

salamanca monumental 020

Domingo

Ya el domingo, entre ponte bien y estate quieto, nos dieron las doce. Salida hacia Benavente, donde habíamos quedado a comer en El Ermitaño, pero eso ya es harina de otro costal.

Por El Mule

salamanca monumental 021

Etiquetado como

Artículos relacionados (por etiqueta)

Dos días en Salamanca
La Hoja 21 - 12302 Visitas
Dos días en Salamanca
Casa Paca - 12302 Visitas
Dos días en Salamanca
Víctor Gutierrez - 12302 Visitas
Dos días en Salamanca
De Tapas por Salamanca - 12302 Visitas
Más en esta categoría: « Mercado Central de Salamanca

Deja un comentario

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Google Plus
  • Instagram
  • Pinterest

Contactar...



  • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, está dando su consentimiento a que se utilicen las cookies. More details…