El Mule Carajonero

Cantabria Santander La Bombi
Usar puntuación: / 23
MaloBueno 

Hemos Comido...en La Bombi que a dia de hoy es uno de los restaurantes emblematicos de la ciudad. Visita obligada de veraneantes, amigos de la ciudad y de las celebridades de la musica provenientes del Palacio de Festivales.

Cita de estrellas de cine, del teatro, de la radio de la television, mesa de dramaturgos y periodistas, empresarios, ganaderos, apoderados y toreros que apalabran una tarde o brindan por un triunfo de la feria Santanderina. Desde 1985 el restaurante La Bombi inicia una nueva etapa auque sus origenes proceden de 1934 cuando se abrio la taberna llamada "Bombilla". Puedes pasar al comedor o desgustar alguna raccion en la barra donde el servicio en inmejorable, en la barra a mi me gustan sobre manera las mollejas a la plancha y los mejillones frios. Sus pescados y mariscos son de lo mejorcito que puedes encontrar en el Cantabrico y es de recomendar las cocochas al pil pil, el besugo al horno, el rodaballo, las almejas a la sarten, los maganos de guadañeta y las anchoas en salazon de elaboracion propia, asi como los percebes las cigalas, las necoras, el centollo y la langosta, lo cual puedes observar a la entrada del comedor en un expositor de lo mas sugerente. En fin un sitio recomendable. Si no reservas va a ser casi imposible el presentarte y que encuentres mesa.

 

Vivero Restaurante la Bombi Santander

Pescados Restaurante la Bombi Santander Comedor Restaurante la Bombi Santander
Perrechicos, pulpo, boquerones Comedor Restaurante la Bombi Santander Fumadero patio interior Restaurante la Bombi Santander
Comedor  primer piso Restaurante la Bombi Santander Comedor bajo Restaurante la Bombi Santander
2011_bombi_07_001 2011_bombi_07_002
2011_bombi_07_003 2011_bombi_07_004

2011_bombi_07_004

El restaurante ofrece una cocina tradicional con ninguna concesión a la cocina moderna. La carta de platos es muy amplia y está repleta de pescados y mariscos recién traídos de la Bahía. Su ünico objetivo es la calidad de las materias primas ofrecidas a sus clientes.  Los primeros platos ofrecen ensaladas, revueltos, productos de la huerta, verduras, anchoas, almejas, rabas, etc. Además, los mariscos siempre están presentes en su oferta y en función del mercado diario ofrecen salpicón, cigalas, bogavante, centolla, langosta, gambas, langostinos o nécoras. Entre los segundos carnes y pescados cocinados de forma tradicional aunque es más habitual que la clientela se decida por los pescados. Entre ellos destacan la lubina, dorada, lenguado, rape, maganos, rodaballo, besugo y merluza sobre todo cocochas. Y de carnes, el protagonismo lo tiene el solomillo, las mollejas y riñones de lechazo y las carrilleras de ibérico.

Fachada Restaurante la Bombi Santander

Fachada Restaurante la Bombi Santander

Maganos Plancha Restaurante la Bombi Santander

Lubina Marinada Restaurante la Bombi Santander

Fotos Clientes Famosos Restaurante la Bombi Santander

Fotos Clientes Famosos Restaurante la Bombi Santander

Fotos Clientes Famosos Restaurante la Bombi Santander

Comedor Restaurante la Bombi Santander


Mosaico Restaurante la Bombi Santander

César Movellán

"La gente viene a La Bombi a disfrutar del mar traído a tierra"
El padre de César Movellán, Boni Movellán, es el centro vital de "La Bombi", uno de los restaurantes santanderinos que mejor entienden la cocina del mar. Ahora son sus hijos los que han tomado el relevo.

Situado a pocos metros de Puerto Chico, las dieciocho mesas del acogedor local se llenan a diario desde hace años. ¿El secreto? Una inmejorable calidad y un cuidado servicio a cargo de sus hijos Boni y César.
Las almejas a la sartén de La Bombi son un monumento gastronómico, tan conocidas fuera de la provincia como los raqueros* del puerto o los célebres sobaos, ¿a qué se debe esa fama?
Primero a la mano de nuestro cocinero, al punto que le da, ni demasiado hechas ni demasiado crudas, y luego a que la almeja está recién sacada del mar y cuando se cocinan aún tienen ese agua de mar que al abrirse se desprende de su carne, se funde con la salsa y la hace tan exquisita.
También se dice que el tocino de cielo que servís es como hablar con los ángeles.
Y no se quedan cortos. Es inmejorable. Para mí es mágico, bueno y también para nuestros clientes andaluces, de Cádiz, donde tanta fama tiene el tocinillo. Pero no son los únicos platos célebres del restaurante.
También están los maganos encebollados.
Mira, esos maganos de la carta son de guadañeta. Es el chipirón pescado con un arte de pesca llamado la guadañeta. Se pescan de uno a uno en la bahía, con dos anzuelos, uno en cada mano, y cada vez que notan el tirón, plas, tiran y lo suben, así, de uno en uno. La verdad es que son como el caviar. La pena es que la temporada sólo va del 15 de julio más o menos hasta septiembre.
¿De dónde viene eso de "La Bombi"?
De La Bombilla, un antiguo mesón que había en este lugar en el año 34. Nos gustó el nombre y nos lo quedamos cuando mi padre abrió el restaurante hace dieciséis años.
¿Hay un antes y un después en "La Bombi" o siempre ha sido tan codiciado como ahora?
Al principio sólo teníamos un pequeño comedor abajo. La comida era más de batalla, pero ya desde el principio tuvo tanto éxito que mi padre decidió que había que ampliarlo. Hace siete años reformamos en local y modernizamos la cocina, ampliamos la plantilla con lo que necesariamente mejoramos el servicio a nuestros clientes.
¿A qué viene la gente a vuestro restaurante?
A disfrutar el mar traído a tierra. Tenemos la gran suerte de vivir en un puerto de mar, así que nuestra carta está centrada en los pescados, unos catorce pescados frescos del día que se preparan de distintas maneras, sin descuidar las excelentes carnes de la tierra.
¿Quién os proporciona un pescado tan... espectacular?
Mucho pescado nos llega aún vivo. Por no hablar del marisco, claro. Recién sacados del mar. Y eso es porque aparte de nuestros mayoristas que nos proporcionan el pescado de altura, nos surtimos de pequeños pescadores que nos ofrecen su pesca a diario. Luego, claro, hay que saber cocinarlo y darle el punto, y para eso está nuestro cocinero Ramón Arriarán, el mejor de Santander y uno de los mejores de España.
¿Cómo entendéis en La Bombi la cocina del mar?
Por supuesto nosotros hacemos una cocina de temporada. Entre Ramón y nosotros hemos llegado a la conclusión de que a la gente le gusta reconocer lo que come. Si preparamos un jargo** o un lomo de merluza, el cliente ve que es un jargo o una merluza, y eso le gusta. Nuestra cocina es el polo opuesto de la nouvelle cuisine, poco elaborada o preparada con una elaboración sencilla que no disfraza el sabor ni su aspecto.
¿No ha cambiado mucho la carta en estos años?
Prácticamente nada, aunque los platos se han ido perfeccionando, claro, hasta darles el punto que ahora tienen, desde la merluza a la ensalada de anchoas.
Hablando de anchoas, ¿cuáles son las mejores del Cantábrico?
Me pones en un compromiso, hay muy buena anchoa en todo el litoral, pero digamos que las que más fama tienen son las de Santoña y las de Castro.

 

Casimiro Sainz 15 39003 Santander 942213028
 
 

JavaScript debe ser habilitado para poder utilizar Mapas de Google.
Sin embargo, parece que JavaScript está deshabilitado o no soportado por su navegador.
Para ver Google Maps, habilite JavaScript cambiando las opciones de su navegador y vuelva a intentarlo.

icon
 

Comentarios  

 
#12 Mi opinión sobre el restaurante "La BombiVillacarriedo 04-09-2015 19:42
Cuando voy a la Bombi, lo hago como invitado, por educación, porque no me queda más remedio.En este restaurante te meten por los ojos lo que necesitan sacar de la cocina, importando poco los deseos del comensal.Un ejemplo; Una sra. pidió un salmonete, pero dejó muy claro que quería uno grande, mínimo 500 gr., abierto al medio y hecho a la plancha. Dijo el camarero que ningún problema?!Le trajeron un salmonete cerrado, quemado y que no llegaba a los 200gr! Al pedir al camarero que retirara el plato, este preguntó CON MALA CARA, SI LE PASABA ALGO AL SALMONETE....!
No merece la pena como restaurante; Juegan mucho con la educación del cliente.
Citar
 
 
#11 srRudi Van Hoey 05-03-2014 22:58
Hola,
Vivo en Bélgica, la primera vez que cené en la bombi fue invitado por otro Belga, Erwin Lemmens, era en el año 2003 cuando Erwin era portero del Racing de Santander. La cena fue excepcional.La segunda vez que cené en la bombi fue unos años mas tarde acompañado por mi primo Pacho, un buen cocinero de Santander,como la primera vez inpecable.
La tercera y ultima vez que cené en la bombi fue un año despues, esta vez eramos cuatro, mi mujer, otra pareja de Bélgica y yo. Hablabamos entre nosotros el flamenco, hemos cenado mal y al dia siguiente todos en la cama bomitando.
Comenté lo sucedido a un amigo de Santander y este me contesto lo siguiente : " Como entras en la bombi y te ven un poco con cara de estranjero no dudan recomendarte algun pescado que quieren vender rapido por cierta razón."
Es una pena tratar al turista de esta manera.Como comprenderán no vuelvo a entrar enla bombi.
Rudi Van Hoey
Citar
 
 
#10 Las mejores anchoasCeledonio 04-08-2012 23:08
Hola! Soy un gran consumidor de anchoas, las he probado todas y en mi opinión las mejores son la Serie Oro de Conservas Hoya. Un saludo
Citar
 
 
#9 Las mejores anchoasJBA 22-05-2010 19:17
Las mejores anchoas que he comido en mi vida las he probado aquí‚ muy suaves‚ jugosas y nada saladas‚ impresionantes. Es bastante caro‚ pero el que quiere un servicio y una comida de calidad‚ ya sabe que tiene que pagarlo. Los camareros pendientes de que no falte de nada. Un sitio de lo mejorcito en restaurantes de Santander‚ pero vete con la tarjeta preparada.
Citar
 
 
#8 Muy bueno y concurridoVisitante madrileño 01-05-2010 18:24
Ambiente "muy bueno y concurrido". El servicio te atiende con "mucha delicadeza", recomendables los pescados "muy frescos" y el marisco "fresco y exquisito". La principal pega es el tiene un precio excesivo.
Citar
 
 
#7 La barra de La BombiAnonimo 02-09-2009 12:35
La Bombi es un magnífico restaurante de producto, con calidad incuestionable y hechura contemporánea, sin excesivo riesgo.
Me permito recomendar La Bombi de la barra, una entrada de pocos metros, en teoría para tomarse un vino o esperar a alguien, pero en la que han conseguido una mezcla de 'fast food' y a la vez 'slow' de la que no sé si ellos mismos son conscientes.
Allí, uno, con un servicio amable y eficaz, puede disfrutar de un vino y, pongamos por caso, unas almejas en su salsa, o de unos fritos de merluza, o de los maganos o chipirones de la casa, o de cualquiera de los platos de la carta susceptibles de ser servidos modo ración. Eso sí, con mantelillo y, si gusta y está libre, taburete.
Cena rápida y lenta, al nivel de calidad de La Bombi.
Citar
 
 
#6 La cocina de César MovellánAnonimo 08-08-2009 15:22
"La gente viene a La Bombi a disfrutar del mar traído a tierra"
El padre de César Movellán, Boni Movellán, es el centro vital de "La Bombi", uno de los restaurantes santanderinos que mejor entienden la cocina del mar. Ahora son sus hijos los que han tomado el relevo.
Situado a pocos metros de Puerto Chico, las dieciocho mesas del acogedor local se llenan a diario desde hace años. ¿El secreto? Una inmejorable calidad y un cuidado servicio a cargo de sus hijos Boni y César.
Las almejas a la sartén de La Bombi son un monumento gastronómico, tan conocidas fuera de la provincia como los raqueros* del puerto o los célebres sobaos, ¿a qué se debe esa fama?
Primero a la mano de nuestro cocinero, al punto que le da, ni demasiado hechas ni demasiado crudas, y luego a que la almeja está recién sacada del mar y cuando se cocinan aún tienen ese agua de mar que al abrirse se desprende de su carne, se funde con la salsa y la hace tan exquisita.
También se dice que el tocino de cielo que servís es como hablar con los ángeles.
Y no se quedan cortos. Es inmejorable. Para mí es mágico, bueno y también para nuestros clientes andaluces, de Cádiz, donde tanta fama tiene el tocinillo. Pero no son los únicos platos célebres del restaurante.
También están los maganos encebollados.
Mira, esos maganos de la carta son de guadañeta. Es el chipirón pescado con un arte de pesca llamado la guadañeta. Se pescan de uno a uno en la bahía, con dos anzuelos, uno en cada mano, y cada vez que notan el tirón, plas, tiran y lo suben, así, de uno en uno. La verdad es que son como el caviar. La pena es que la temporada sólo va del 15 de julio más o menos hasta septiembre.
¿De dónde viene eso de "La Bombi"?
De La Bombilla, un antiguo mesón que había en este lugar en el año 34. Nos gustó el nombre y nos lo quedamos cuando mi padre abrió el restaurante hace dieciséis años.
¿Hay un antes y un después en "La Bombi" o siempre ha sido tan codiciado como ahora?
Al principio sólo teníamos un pequeño comedor abajo. La comida era más de batalla, pero ya desde el principio tuvo tanto éxito que mi padre decidió que había que ampliarlo. Hace siete años reformamos en local y modernizamos la cocina, ampliamos la plantilla con lo que necesariamente mejoramos el servicio a nuestros clientes.
¿A qué viene la gente a vuestro restaurante?
A disfrutar el mar traído a tierra. Tenemos la gran suerte de vivir en un puerto de mar, así que nuestra carta está centrada en los pescados, unos catorce pescados frescos del día que se preparan de distintas maneras, sin descuidar las excelentes carnes de la tierra.
¿Quién os proporciona un pescado tan... espectacular?
Mucho pescado nos llega aún vivo. Por no hablar del marisco, claro. Recién sacados del mar. Y eso es porque aparte de nuestros mayoristas que nos proporcionan el pescado de altura, nos surtimos de pequeños pescadores que nos ofrecen su pesca a diario. Luego, claro, hay que saber cocinarlo y darle el punto, y para eso está nuestro cocinero Ramón Arriarán, el mejor de Santander y uno de los mejores de España.
¿Cómo entendéis en La Bombi la cocina del mar?
Por supuesto nosotros hacemos una cocina de temporada. Entre Ramón y nosotros hemos llegado a la conclusión de que a la gente le gusta reconocer lo que come. Si preparamos un jargo** o un lomo de merluza, el cliente ve que es un jargo o una merluza, y eso le gusta. Nuestra cocina es el polo opuesto de la nouvelle cuisine, poco elaborada o preparada con una elaboración sencilla que no disfraza el sabor ni su aspecto.
¿No ha cambiado mucho la carta en estos años?
Prácticamente nada, aunque los platos se han ido perfeccionando, claro, hasta darles el punto que ahora tienen, desde la merluza a la ensalada de anchoas.
Hablando de anchoas, ¿cuáles son las mejores del Cantábrico?
Me pones en un compromiso, hay muy buena anchoa en todo el litoral, pero digamos que las que más fama tienen son las de Santoña y las de Castro.
A la hora del aperitivo y las rabas***, se habla mucho de toros. ¿Por qué?
Mi padre es muy aficionado a los toros, bueno, un apasionado como se puede ver por las fotos y los carteles del restaurante, y claro, tiene muchos amigos del mundillo que vienen a su restaurante.
¿Y no tenéis ningún plato que aúne esa afición y la gastronomía?
Teníamos un excelente plato de rabo de toro pero nos han prohibido hacerlo con todo lo que ha pasado.
¿Prefieres el trabajo de sala o el de la cocina?
Aunque me encanta cocinar, prefiero hablar con los clientes que con los pescados. De hecho me gustaría que no necesitaran la carta, contarles yo los platos, ver cuarenta platos en la carta puede aturdirles y yo prefiero ver por dónde van sus gustos y aconsejarles.
Citar
 
 
#5 Guisos y suculentos platos de cucharaAnonimo 16-03-2009 20:54
La historia del local, que fue en su día una bodega situada cerca de la fachada marítima, se conserva en el estilo de este restaurante, uno de los referentes de la ciudad, sobre todo, para una clientela de ejecutivos y negocios del centro de Santander. Su renovada y moderna fachada da paso a la decoración interior en madera y materiales nobles es una combinación del ambiente de bodega clásica y comedores modernos, cómodos y formalmente vestidos. En la carta también encontramos esta tradición asociada a la cocina del mar, junto a la presencia de guisos y suculentos platos de cuchara. La bodega es una de las más amplias de Cantabria, con 250 referencias, seleccionada además con un encomiable criterio de exigencia. Atención rápida y eficiente.
Citar
 
 
#4 Snobismo Bombianonimo 09-11-2008 15:28
El snobismo de Santander llevado al extremo. Comida del montón, servicio muy normalito y el ambiente está bien en el sentido de gente educada y arreglada pero desde luego que es más un centro de reunión para dejarse ver y estar dentro del panorama santande-rino, que un restaurante donde te den bien de comer. Precios desorbitados !!! He pagado menos comiendo mucho mejor en otros restaurantes cántabros. Anécdota: Salpicón de marisco 24€ + iva y lleva verdurita en vinagreta, algúna gamba , algún langostino y eso sí, muchos mejillones !!! Me parece increíble. (...) El Cenador de Amós, el Serbal,el Molino, el Solar de Puebla....no sé hay muchos buenos pero la Bombi definitivamente no.
Citar
 
 
#3 Bombi ambienteanonimo 09-11-2008 15:26
Sin ninguna duda el más animado de Santander, verano e invierno. Cómodo, simpático, agradable. Lo han remodelado en varias ocasiones. De los restaurantes donde es genial dejarse aconsejar; no te sientes nunca defraudado. Buen pescado, buena carne y estupendas legumbres. En cuanto a servicio, diría que saben mimarte. El ambiente, pijerío pero... ¿no es lo que barre actualmente?
Citar
 
 
#2 Santander Bombianonimo 09-11-2008 15:25
Conocí el restaurante el mes pasado y me causa gran sorpresa para Santander. Sus pescados son buenísimos y el servicio estupendo. La relación precio-calidad es buena. Eso sí, reservar mesa pues suele estar lleno cualquier día.
Citar
 
 
#1 La BombiRa87 09-11-2008 15:22
Cuando fui de vacaciones a Santander una amiga nos invitó a comer. Como no conociamos la ciudad pues esperabamos que nos sorprendiera. Llegamos a la puerta de La Bombi pensando que iriamos a hacer el vermout (o lo que es lo mismo un aperitivo antes de comer) ya que la entrada era pequeña y no esperabamos que fuesemos a comer ahi. Nuestra sorpresa fue al entrar cuando vimos la gran categoria del lugar, quien se lo iba a imaginar desde fuera???
Pues bien, el restaurante tiene una barra a la entrada para tomar algo y luego tiene varias plantas de restaurante lo que les permite agrupar a la gente en zonas diferentes para evitar el bullicio y el ruido.
A nosotros nos pusieron en una mesa redonda bastante grande. Nos empezaron a servir marisco de picoteo en unas grandes fuentes que rapido llenaron la mesa. Pero no habia problema, primero te servian una cosa, cuando acababas lo siguiente...y para acabar el segundo plato. Los camareros servian con mucha delicadeza, te cambiaban mil veces los platos y los cubiertos y se comportaban con mucha elegancia y profesionalidad.

Por otro lado destacar que hay fotos de todos los famosos que han estado allí cosa que le da mas prestigio. Y nada, deciros que comimos super bien y como ibamos de invitados.....j eje pero la cuenta subio bastante me parece...Es lo que tiene un buen servicio y una buena comida!
Citar
 

Mule Carajonero

mule@mulecarajonero.com

Copyright © 2015 

www.mulecarajonero.com

All Rights Reserved

  • Los productos de Cantabria
  • Creative Comons
  • Magefesa
  • marmicoc logo
  • logo silvia cocinitas
  • Creando
  • loquecoma don manuel logo
  • logo ondojan com
  • Facebook
  • facebook_1
  • lacuadrilla
  • larpeiros logo