El Mule Carajonero

Cantabria Celis Casa Jandro
Usar puntuación: / 17
MaloBueno 

Hemos comido...en Celis, y cual sera nuestro asombro al encontrarnos un video en RTVE de como se cocinan en casa Jandro las carrilleras al Pedro Ximenez.

En este municipio Cantabro, se encuentran las archifamosas cuevas del Soplao :

 

sopla_001

El Soplao es una cavidad “UNICA”,La calidad, blancura y sobre todo la abundancia de sus formaciones excéntricas o helictítas está fuera de toda comparación. La composición de sus formaciones por excelencia es el aragonito seguido de la calcita. Denominamos excéntricas a todos aquellos espeleotemas que en sección no tienen eje, a diferencia de las estalactitas o estalagmitas.
Este tipo de formaciones es lo que realmente hace a la Cueva de “El Soplao” una cavidad “única”, ya que, si bien se encuentran en otras cavidades, nunca con la abundancia, calidad y espectacularidad de ésta.
Estas concreciones aparecen en el suelo, paredes, techos, encima de antiguas estalactitas, estalagmitas, e incluso de las coladas. Se encuentran principalmente en la zona Oeste de la cavidad, donde no había entradas naturales (Galería Gorda, Galería del Campamento, La Coliflor y El Bosque).
Dentro de las excéntricas, y según su composición cristalográfica, encontramos dos tipos: de calcita y de aragonito.
Las de calcita suelen presentar formas vermiculares, sin aristas vivas, con color blanco debido a la pureza del carbonato cálcico. Habitualmente, estas concreciones no son huecas, pero pueden tener un fino capilar interior que asegura que la solución cálcica llegue a su extremo. Son de crecimiento extremadamente lento. Se ha realizado un seguimiento durante quince años en una zona concreta, no apreciándose crecimiento alguno.
Las de aragonito presentan una composición química idéntica a las de calcita, pero cristalizando en otro sistema diferente y suelen presentar un aspecto mucho más geométrico.
El aspecto más sencillo es el de “penachos” o “rosetones” de finísimos cristales, semejantes a espinas, de una longitud que oscila entre pocos milímetros hasta algo más de diez centímetros.
Suelen encontrarse en los suelos, paredes o sobre cualquier tipo de concreción ya formada, incluso en la roca desnuda. Su crecimiento en la cueva es simultáneo al de las de calcita.
En Cantabria esta, será la primera cavidad que con un valor puramente geológico se abra al público.
Existen cavidades, incluso turísticas que poseen este tipo de concreciones en su recorrido pero nunca con la abundancia y grandiosidad de las del Soplao.
Las primeras labores mineras se remontan a la segunda mitad del siglo XIX, si bien, hoy en día no quedan vestigios de ellas. Estos trabajos se limitaron a la explotación de la denominada calamina (carbonatos mixtos de zinc), situada en la zona más superficial de la montera de oxidación del criadero de plomo-zinc.
Por otro lado, desde mediados del siglo XIX hasta el año 1979, la actividad del grupo de La Florida ha pasado por diversas fases de mayor o menor esplendor. Se pueden determinar claramente 2 etapas:

• Desde sus comienzos hasta 1928 (año de su cierre temporal).

• Desde 1948 hasta su cierre definitivo en 1979.

La documentación sobre la primera época es escasa y confusa, pudiéndose marcar el inicio de la actividad con la fundación de la “Compañía de Minas y Fundiciones de Santander” en 1855, para las futuras explotaciones de La Florida, Udias y Comillas.
Posteriormente (en 1885), se produjo una absorción de las compañías, pasando a depender de la Real Compañía Asturiana de Minas.
No será hasta 1948, cuando las labores del grupo de La Florida tuvieron su mejor época, tal y como lo conocemos hoy (Los Cuevanos, Ligorias, La Clara, Cereceo, Plaza del Monte, La Isidra y Lacuerre en una alineación E-O), con un gran aumento en la producción gracias a importantes cambios estructurales en la estrategia de extracción del mineral (planos inclinados interiores, comunicación de diversas zonas de trabajo, etc.) y sus técnicas, la mecanización interior y exterior, y la construcción de galerías de transporte y desagüe, mejorando por tanto el rendimiento.

Prueba de estas mejores son las 75.000 Tm/año de media de todo-uno extraídos en los últimos 20 años, con porcentajes medios de 4,5 en zinc y 0,6 en plomo, del conjunto de labores.

Después de esta breve introducción a las maravillas geológicas de nuestro subsuelo cántabro pasamos a lo que nos atañe. Las maravillas gastronómicas de esta nuestra comunidad autónoma. Después de una visita a la cueva del Soplao decidimos comer en Celis, previamente habíamos reservado por si las moscas, pues no es cuestión de andar buscando fonda por donde San Pedro perdió el paraguas. Llegamos un poco tarde y al final nos sentamos a comer ocho que éramos, después de haber pasado un frio de narices en la cueva. Pedimos unas raciones para compartir, Foie caramelizado, mollejas de cordero y croquetas de la abuela, desgraciadamente pedimos dos raciones de cada y al acabar con los entrantes estábamos que triscábamos, el foie impresionante, buenísimo, las mollejas muy bien hechas cortadas pequeñitas y sin pasarse de hechas, con un buen sabor, y lo mejor de todo las croquetas de la abuela que realmente eran de la abuela, no como se anuncian en ciertos sitios que solo les falta servírtelas en la caja de congelados. Empezamos muy bien. Yo de segundo tome alubias con venado, un plato bastante fuerte pero ya lo sabía de antemano, el problema es que me costó acabarlas pues era una ración generosa, muy buena de sabor y perfectamente hecha la alubia, en ese punto en que no están ni desechas ni duras y muy equilibradas de sabor. Los demás pidieron dos de cabrito, bacalao a la montañesa, dos entrecot de buey dos chuletas de tudanca. Según la estadística recogida a todos les encanto el menú, de postre se pidieron tres para compartir pues ya no podíamos mas, una de arroz con leche, uno de los postres típicos de Cantabria y donde se prepara como en ninguna parte, una tarta de queso y arándanos, y por ultimo un postre también muy típico de Cantabria leche frita. Comimos con un reserva de Viña Ardanza. El sitio fue un descubrimiento sensacional, la pena es que este tan lejos, si no lo frecuentaríamos mas. Todas las instalaciones perfectas, muy nuevas, el servicio muy atento y el precio dentro de lo esperado.

casajandro_001

casajandro_002

casajandro_003

casajandro_004

Coterona 1 39553 Celis Rionansa  942727690 942728190

www.casajandro.com

icon

 

 

 

Mule Carajonero

mule@mulecarajonero.com

Copyright © 2015 

www.mulecarajonero.com

All Rights Reserved

  • Los productos de Cantabria
  • Creative Comons
  • Magefesa
  • marmicoc logo
  • logo silvia cocinitas
  • Creando
  • loquecoma don manuel logo
  • logo ondojan com
  • Facebook
  • facebook_1
  • lacuadrilla
  • larpeiros logo