El Mule Carajonero

La matanza en Remoña

Hemos Comido...en Remoña, ese lugar de pregrinaje hacia el summun del cocido lebaniego y ganador, por tercera, vez del concurso regional Ruta de los Pucheros, en el apartado de cocido lebaniego.

Matanza en Remoña Espinama Liebana

Marzo 2007. Pero no solo de cocidos vive el hombre, y por segundo año consecutivo nos acercamos a las jornadas de la matanza lebaniega que organizan en este lugar. Ciertamente que hay una tirada hasta Espinama, pero se pasa rápido y si haces alguna parada técnica se hace todavía más llevadero.

Matanza en Remoña Espinama Liebana

Decidimos comer con la cerveza del lugar, elaborada por cervezas La Grua, en exclusiva. La cerveza resulta bastente de mi gusto y acompañó bien durante toda la comida.

Matanza en Remoña Espinama Liebana

La inevitable incursión a la cocina para empezar a salivar antes de comenzar con la comida, donde pudimos comprobar el origen de las viandas que nos iban a servir a continuación. 

Matanza en Remoña Espinama Liebana

Matanza en Remoña Espinama Liebana

Matanza en Remoña Espinama Liebana

Mientras esperábamos nos sirvieron un queso de tipo Pido de leche de cabra y vaca, bastante ácido acompañado de una mermelada casera de naranja amarga. Los dos juntos con un poco de pan resultan deliciosos, la textura del queso es similar al requesón pero en el sabor se diferencia, un queso ácido y sabroso.

Matanza en Remoña Espinama Liebana

Otra de las maravillas de la cocina de cercanía del lugar, lengua de ternera ahumada, acompañada de una crema de pimentón, aceite y sal que le da otorga un sabor único. La lengua está para comérsela (nunca mejor dicho) no conozco otra elaboración de lengua similar en cuanto a calidad y sabor.

Matanza en Remoña Espinama Liebana

A partir de aquí comenzamos con lo que sería el menú de las jornadas. Boronos con manzana y morcilla. La única diferencia es que los boronos tienen algo mas de harina y no van dentro de una tripa; así todo me gusta más la morcilla, y eso que sé de primera mano que es lo mismo, vamos que hay algo en mi paladar que se decanta por este embutido, no sé por qué pero me gusta más, siempre sin desmerecer al borono.

Matanza en Remoña Espinama Liebana

Matanza en Remoña Espinama Liebana

Matanza en Remoña Espinama Liebana

Continuamos con unos callos de cerdo. Este año estaban más suaves que el pasado, más a mi gusto, pero aún así los prefiero de vaca. Estos son demasiado potentes, al no tener el estómago como los rumiantes la elaboración es algo distinta, interviene algo más de intestino, incluyendo morro y pata.  

Matanza en Remoña Espinama Liebana

Jijas. Estas estaban de lujo, pequeñitas, justamente acompañadas de pequeños trozos de grasa y con un inconmesurable sabor con el toque ese de buen pimentón !!!!como estaban¡¡¡¡. Habría estado comeindo jijas hasta reventar, pero no habíamos acabado con el menú y ya llevábamos una buena dosis de jijas y pan, por cierto, un pan artesano de alredores de muy buena hechura.

Matanza en Remoña Espinama Liebana

Matanza en Remoña Espinama Liebana

Para terminar con lo salado unos chumarrus. El chumarru es un filete de cerdo proveniente de la matanza, sin adobar, se corresponde en gran medida con el corte de ibérico llamado secreto.

Matanza en Remoña Espinama Liebana

Los filetes estaban fritos sin pasarse, con un poco de ajito y todos junto en una ensaladera soltando jugo, acompañados de un palto de patatas y pimientos. Las patatas artesanas y muy bien hechas, y el pimiento caliente, nos acabamos la primera fuente.

Matanza en Remoña Espinama Liebana

Total que nos vieron con cara de hambre y nos preguntaron si queríamos repetir y como no podía ser de otra manera, más que nada por no hacer un feo a nuestro anfitrión, cayó la segunda fuente.

Matanza en Remoña Espinama Liebana

De postre merdosos, una especie de filloa o crepe con base de sangre de la mtanza, azucar espolvoreada y miel, una miel de las contundentes y típicas de la zona, gruesa y de gran sabor, llevaba bastante tiempo sin probar una miel así.

Matanza en Remoña Espinama Liebana

Matanza en Remoña Espinama Liebana

Uno de los comensales, que es celiaca, no pudo comer la morcilla ni el borono ni los merdosos, pero le sirvieron un trozo de la afamada tarta de queso de Pido que hacen en el hostal, una tarta de queso hormedao, deliciosa y un postre apto para celiacos,.

Matanza en Remoña Espinama Liebana

Remoña nunca defrauda, la matanza es de diez, los entrantes diferentes y extraordinarios, sí, extraordinarios, no creo que los encuentres en otro sitio, y el precio del menú (ojo, del menú, que comimos y bebimos más cosas) era de 31€ para dos personas, más ajustado imposible.

Matanza en Remoña Espinama Liebana

Hasta pronto.

Por El Mule 

 

Mule Carajonero

mule@mulecarajonero.com

Copyright © 2015 

www.mulecarajonero.com

All Rights Reserved

  • Los productos de Cantabria
  • Creative Comons
  • Magefesa
  • marmicoc logo
  • logo silvia cocinitas
  • Creando
  • loquecoma don manuel logo
  • logo ondojan com
  • Facebook
  • facebook_1
  • lacuadrilla
  • larpeiros logo