El Mule Carajonero

Los últimos defensores del anillo formado para proteger el búnker de Hitler

La historia de Ezquerra, Martínez o Sanchís, apenas es conocida. Ellos junto con otros españoles, fueron los últimos defensores del anillo formado para proteger el búnker de Hitler, quien el 30 de abril del 1945 acabó suicidándose.
Los últimos defensores de la caverna berlinesa de Hitler no fueron superhombres arios, sino soldados apellidados García, Navarro, Sanchís o Ezquerra. Más de 300 miembros de las SS españoles y un puñado de franceses de la división Charlemagne, voluntarios en la mayoría de casos y presos que pagaban sus deudas y crímenes en otros, fueron reclutados en las calles y las fábricas de la ciudad para participar en el acto final del nazismo. Hoy en dia, la participación de este grupo de españoles en aquella batalla sigue siendo casi un misterio.
La caída de los dioses nazis se escenificaba en Berlín y la representaba una tropa exhausta (la germana) y otra con una sed insaciable de venganza (la soviética). Con 20 ejércitos, dos millones y medio de infantes y 40.000 cañones comenzó su asalto el Ejército rojo.
Miguel Ezquerra, un español que había participado en la Guerra Civil como alférez y que fue oficial de la División Azul, era el comandante de aquella tropa heterogénea que mezclaba mecánicos con fanáticos anticomunistas. Sus memorias, Berlín a vida o muerte, relatan cómo cruzó la frontera hacia Francia, cómo entró a formar parte del servicio de espionaje alemán y cómo los nazis le encomendaron la misión de reclutar a todos los hispanos que pudiera para formar un regimiento español de las SS.
Pero... ¿Dónde estaban las todopoderosas unidades panzer que habían conquistado Europa? Las fuerzas alemanas que defendían el barrio de la Cancillería y su búnker ascendían en esas últimas horas de guerra a 4.000 hombres, la mayoría ancianos, niños de 11 a 14 años -de las Juventudes Hitlerianas- y unos 250 pretorianos de la escolta del Führer, que decidieron dar la vida por los ideales en los que creían, negándose a ver como todo por lo que habían luchado y trabajado caía bajo las manos de Stalin y del Comunismo .
Berlín, había perdido dos tercios de sus edificios en los bombardeos aliados ( que por lo visto no son crímenes al igual que las bombas atómicas…). La mitad de su población -cuatro millones de habitantes- había escapado o muerto, mientras que los que aún permanecían allí se escondían en refugios y sótanos. Sus calles, llenas de cráteres, hedían a cadaverina. Y cientos de españoles, sin trabajo y hambrientos, paseaban errantes entre sus bloques amputados, huyendo de quel infierno en el que habian convertido Berlín los soviéticos, matando todo lo que se movía y no era soldado Ruso.
Berlín fue el destino final de algunos ex combatientes de la División Azul (disuelta en 1943) que siguieron al servicio de los nazis. También reunía a trabajadores que habían sido enviados por Franco al principio de la guerra y que se habían quedado en paro después de que los bombardeos aliados acabaran con las fábricas de armamento y otras en las que se estaban ganando la vida. Miembros de la Organización Todt (formación del partido nazi), falangistas reclutados desde Madrid y algunos presos españoles en cárceles germanas completaban el grupo.
Algunos llevaban meses a las órdenes de Hitler. Como Ezquerra, que peinó varias ciudades alemanas buscando voluntarios para sus compañías SS. O Antonio Pardo, combatiente de las unidades de la calavera en Viena. O Federico Martínez, SS capturado en Gorizia.
Para otros, el apocalipsis comenzó cuando los soviéticos irrumpieron en Berlín el día 16 de abril. Fue el caso de los trabajadores españoles que dormían en los barracones de la empresa Motorenbau y otras fábricas cercanas a la estación de metro de Niederschöneweide.Ezquerra y su tropa de nazis importados made in Spain reclutaron a todo aquel que hablara castellano y estubiese en condiciones físicas y psicológicas de manejar un arma y defenderse . Recibieron una breve instrucción en Postdam y se acuartelaron en el Ministerio del Aire. Tenían la misión de defender la Moritz Platz, en el centro berlinés.
Los soviéticos, con una ventaja de uno a 10 en número de soldados, avanzaban con grandes pérdidas por las avenidas berlinesas. El día 25 tomaron el aeropuerto de Tempelhof y el distrito de Mitte. El 26 conquistaron Zehlendorf. El 27 llegaron hasta Spandau y Pankov. Casa por casa, día y noche, matando todo aleman que encontraban a su paso (ancianos principalmente ya que éstos no servían para trabajar en el nuevo régimen que se venia encima sobre Alemania), violando a mujeres y secuestrando niños ( las órdenes de Stalin, eran claras, los niños estaban infectados por el nacionalsocialismo, había que re-adoctrinarlos, así como liberarlos de toda religión, en caso de resistencia por parte del menor “hacedlo desaparecer”.
Durante los bombardeos de la artillería, los españoles tuvieron que resguardarse en la estación de metro de Friedrichstrasse.Tenían vetado la entrada a los refugios antiaéreos. Sólo los civiles alemanes podían pasar, preferiblemente, mujeres niños y ancianos.
Los defensores, entre ellos veteranos de la División Azul, destruyeron decenas de carros T-34 soviéticos y protagonizaron una encarnizada resistencia, pero no pudieron impedir que los rusos atravesaran los puentes sobre el Landwehr y avanzaran hacia la Cancillería.El día 30, el anillo se cerró sobre el edificio del Reichtag, la Postdammer Platz y la Puerta de Brandemburgo. Obligados a retroceder, los españoles de Ezquerra huyeron, con los carros soviéticos a la espalda, por la Friedrichstrasse, más cicatriz que calle, para atrincherarse cerca del búnker.
Ajenos al "suicidio" del Führer, que sucedía unos metros más abajo, los supervivientes recibieron la orden de romper el cerco y crear un corredor para poder escapar de la capital del Reich. Junto a los niños de las Hitlerjugend, los españoles se lanzaron al asalto del puente de Havel, en Spandau-West. La mayoría cayó bajo el fuego de ametralladora, que abría claros espantosos entre los asaltantes.
Cuando se hizo evidente que la lucha había terminado, entre las ruinas humeantes de la Postdammer Platz, a pocos metros del búnker, comenzaron a aparecer figuras con el rostro negro, quemado por el fuego. Llevaban puesto un uniforme hecho jirones en el que sólo se distinguían dos rayos plateados en el cuello de la guerrera, que los Rusos sin distinción no tardaron en capturar y maltratar.
El día 1 Berlín capituló. Los pocos Españoles que sobrevivieron al infierno Ruso en Berlín fueron capturados y pasaron 9 años en el GULAG, en las cáceles de Stalin, donde vivieron y sufrieron los peores años de sus vidas, sometidos a trabajos de mas de 12 horas diarias forzadas y sufriendo torturas diversas, físicas y psicológicas, hasta el día en que los Rusos se vieron forzados a ponerlos en libertad. Miguel Ezquerra en cambio, fue apresado y se ordenó su deportación a Rusia, pero logró escapar en Polonía y regresar a España después de vivir una larga odisea.

 

Comentarios  

 
#2 Nada es ciertoTomas 28-11-2016 18:27
Un aleman fallecido que estaba al lado de Hitler me dejó en fotos y documentos sus últimas horas en el bunker, si se sabe la verdad, caerán miles de libros y miles de hipótesis, lo que sucedió inesperadamente dió vuelta la historia. veré como escribir esto alguna vez.
Tomas
Citar
 
 
#1 contradictoriosergio villar 11-08-2009 22:34
la union sovietica, el marxismo, troskismo, leninismo y por ultimo stalinismo. en definitiva, el comunismo de la urss causo a fin de cuentas a lo largo de la historia y de todos los tristes paises donde puso pie en tierra, mas victimas, abusos, torturas y asesinatos que el nacionalsociali smo tal como nos cuenta la historia hoy en dia,aunque el revisionismo historico lleva tiempo negando muchas cosas atribuidas al ejercito aleman... lastima que la historia siempre la escriban los mismos. un articulo muy bueno, apasionante y de lectura obligada. un saludo.
Citar
 

Mule Carajonero

mule@mulecarajonero.com

Copyright © 2015 

www.mulecarajonero.com

All Rights Reserved

  • Los productos de Cantabria
  • Creative Comons
  • Magefesa
  • marmicoc logo
  • logo silvia cocinitas
  • Creando
  • loquecoma don manuel logo
  • logo ondojan com
  • Facebook
  • facebook_1
  • lacuadrilla
  • larpeiros logo